Relaciones que te llevan al fracaso


El mundo de las relaciones de pareja, surgen desde subidas a bajadas y es inevitable llegar al nudo en la etapa amorosa. Pero existen ciertas relaciones que, en su generalidad, se les caracteriza de una manera y es ahí en donde podemos asegurar, que NO va a funcionar.

Sabes el comienzo de la relación y el final es tan predecible, porque en cualquier momento será un delito seguir con la misma, porque no lleva a ninguna parte.


Pareja Narcisista

Salir con una persona narcisista es igual a decirle que mejor escriba en un blog personal y luego te pase el enlace para enterarte de todo. No es que de vez en cuando estés pasando por situaciones en las que desesperadamente debas hablar con tu pareja, pero no gires entorno a vos y no trates de insinuar que la vida de su pareja es menos interesante que la tuya.

Si accedes a estar en una relación de pareja, significa que aceptas que será un 50% y 50% sin pensar que el 100% es completamente de tu propiedad.

No funciona porque es como abandonar a tu pareja al mismo tiempo que le besas y le tomas de la mano. Cuando no procuras a tu pareja porque ponerte en primer lugar, le abandonas por sentirte más importante.

Pareja Posesiva

Todas y todos tenemos un poco de ese sentimiento en que vemos a nuestra pareja como nuestra. La realidad es que no es de nuestra propiedad, ya que puede ser que las cosas no funcionen y deban terminar. Significa que la posesividad es una atadura emocional hacia la otra persona, por lo que no denota inseguridad de tu parte, sino más bien, como un objeto que es tuyo y le deseas tener ahí.

Esta pareja te puede querer o amar, pero en cualquier momento no va a funcionar porque sentirte atado es asfixiante y necesitas respirar o actuar sin temor a que tu pareja se moleste.

Pareja Agresiva

Una relación basada en las peleas, es agresiva. Los gritos son debilidad, por no poder comunicarse de otra forma. No hay seguridad en los hechos y en las emociones. Gritarle a tu pareja también es ser abusiva o abusivo, al menos que realmente te haya fallado y desees reclamar. De lo contrario, no uses la agresividad y mucho menos en situaciones cotidianas por el simple hecho de que seas mantener el “control” y te desesperes.

A menudo confunden agresividad con golpes, pero los insultos e ofensas también lo son. Así que, no va a funcionar porque de cierta manera, es un maltrato hacia tu persona, al permitirlo y recibirlo, demuestra tu misma baja estima y amor propio.
Terminan en más gritos y hasta en golpes. ¡Ojo con este tipo de parejas! Ponte en primer lugar cuando se trata del respeto.

Pareja Inestable

La inestabilidad es común en cada persona, puesto a que siempre existe un aspecto emocional en el que podemos desmoronarnos. Pero el aspecto emocional afecta la vida diaria y las acciones que una persona puede cometer.

A veces deseas simplemente centrar cabeza y tu pareja puede ser que no lo quiera de la misma manera. Quizá quiere estar a tu lado y te quiera, pero lo que vos deseas para la relación, no es lo mismo que tu pareja piensa y esa discrepancia, nos lleva a la frustración.

Es sumamente importante que estén en la misma sintonía, que a menudo se confunde con tener los mismos pasatiempos. No, realmente es la manera en la que ambos perciben la vida y su relación dentro de esa perspectiva de vida. Es como colocar la pieza correcta en el rompecabezas.

No confundas tus emociones con la estabilidad de pareja. Una persona inestable emocionalmente hablando, tiene actitudes y conductas que te afectan. Tus emociones pueden ser estables pero las suyas no, y eso descontrola todo lo que has construido para lograr tu propia estabilidad.

Estas son unas de las tantas relaciones que te llevan al fracaso y de las que debes pensar si es conveniente seguir.


No hay comentarios:

ARCHIVOS DEL BLOG

Suscríbete