En Septiembre Descúbrete.

septiembre 01, 2016


¡Ya llegó Septiembre! Les confieso que Agosto se me hizo muy largo.  No es como si haya sido un mal mes, en realidad siento que fue de los mejores meses que pude haber tenido.

Fue un mes en donde una parte de la antigua Cami, regresó y para quedarse. A veces nos olvidamos de lo más importante y del punto de inicio que no debemos pasar por alto.

Siempre en cada comienzo de mes, escribo un post para motivarnos e ir poniendo en práctica lo reflexionado.

En este mes me quiero centrar en un punto esencial para la vida y hasta donde llegamos.

Resulta que las circunstancias nos llevan a sentirnos víctimas de la vida. ¿Realmente lo somos? Puede ser que sí, pero no de la vida misma, sino de terceros que pasan por nuestro camino sin importarles que deban hacernos daño.

Es como una especie de casería, ¿saben? Llevarse al que se tiene al frente. Pero todas esas personas logran su cometido, solo que el tiempo en que esa herida sana es subjetiva en cada uno de nosotros.

Hay un balance persistente en cada paso que damos. No solo es hacerlo, es tener la consciencia de lo que estamos haciendo.

Preguntémonos algo, ¿Qué persiste en tu interior?

Eso que está constantemente enterrado en tu ser, precisamente ESO está colocando muchas barreras en tu presente. ¡Del presente nos valemos de todo! Es interesante ver como ignoramos ese gran detalle porque creemos que estamos saliendo adelante por lo que hacemos, pero en realidad solo estamos dando pasos sin vivir, y pasos sin un fundamento que nos haga sentir vivos. ¿Habían notado eso?

Esto que les digo, tiene una razón bastante específica: Cuidar de nosotros mismos.

Todo el tiempo estamos pidiendo a que OTRAS y OTROS velen por nosotros, cuando quien verdaderamente puede cuidarse  a sí mismo somos nosotras y nosotros.

Si ustedes no cuidan su salud espiritual, no vivirán y no entenderán porque sienten ciertos acontecimientos más fuertes unos que otros. Es como estar en un cuerpo desconocido, porque significa no entender quién somos.

Una vez logren descubrir es ser lleno de posibilidades por delante y sabiendo en su esencia lo que anhela, podrán escoger el camino que sientan les corresponda. Y aunque se equivoquen, van a entenderse y volverán a seguir en la marcha.

No vivimos porque abrimos los ojos cada mañana. Si no es lo suficiente para nuestro bienestar, no estamos viviendo.

¡Descúbranse para que sientan lo que es vivir!

Les deseo muchos éxitos y mucha satisfacción personal en este nuevo mes. 


You Might Also Like

0 comentarios