Visitas

sábado, 19 de marzo de 2016

# 2016 # Reflexión

Sal del Sistema.


Un sistema funciona aparentemente de una forma específica. Pero, ¿realmente en la sociedad se tiene un sistema? Y para la sociedad, si posee un sistema bien definido y que salir de ese sistema, implica supuestamente un desbalance.

Al ser humano le gusta estructurar y decir “yo lo creo de esta manera” y rara vez está seguro de lo que dice. Se sostiene de pequeños fragmentos, pero no cambiara dichos fragmentos a menudo y a eso se le llama simplemente algo mecánico, que funciona tal cual es.

El problema es que si no tenes otros fragmentos a utilizar, ¿de dónde vas a validar lo que defendes? He aquí en donde la sociedad peca de ser un crítico altamente ridículo y sin fundamentos. ¿A cuentas de que nos piden seguir un sistema? Es que a veces es absurdo, y se llamaría rebeldía desde el punto de vista de una sociedad cuyo modelo ya está estructurado.

La problemática que surge ante esta estructura, es que el ser humano teme a defender lo que cree justo y tiende a generarse una discriminación. Los unos con los otros en vez de unirse, se atacan y desconciertan por estar tan involucrados en ese sistema, de que otros deseen un cambio.

Defiendo las grandes mentes que buscan un cambio, porque ese es el progresismo que el mundo necesita para no estancarse y evolucionar. Aunque es difícil que aquellos que son creyentes de la supuesta estructura perfecta de nuestra sociedad no se apongan y salgan a defender conceptos que desconocen y creen conocer por unas cuantas razones que nunca antes las reflexionaron y analizaron.

Pienso que es ilógico creer en algo solo porque dicen que es así. No es soberbia, sino que debemos realmente tener fundamentos. Y véase que el hecho de no adentrarse a un absurdo sistema lleva a tachar de soberbios a quienes no lo apoyan. La verdadera soberbia rige de quienes imponen una sociedad que empeora y que no vez más allá de todo.

Estoy en mis ratos de reflexión, y la razón es que suelo pensar en lo que hay a mi alrededor y de lo que verdaderamente le interesa a las personas.

¿Por qué no pensar en el futuro? Porque si se pensara, no viviríamos en aquella nube llena de pensamientos tan cortos que vemos reflejadas en muchos años y que es responsable de nuestro presente.

No tengan miedo a marcar una diferencia, al contrario busquen marcar esa diferencia para que tengamos un mejor mañana.

¡Feliz fin de semana! 



Publicar un comentario

Suscríbete