¿Sabes lo que es querer?



¿Cuantos años tengo? Tengo 19 años, a mis 19 años me he hecho muchas deducciones de tantos temas que no comprendo como mi cabeza no se ha prendido en fuego. Esto es algo literal.

Me atrevería a decir, que cuando tenia 14 años yo pensaba estar muy enamorada de un chico, realmente fue mi primer amor, fue el chico que por primera vez me intereso realmente. El era un chico lindo, recuerdo que me encanto su manera de hacerme reír, era muy chistoso y me gustaba perder mi tiempo con el. 

En aquel momento, cada problema que enfrentábamos era tan chocante para mi, porque tenemos personalidades muy distintas y ninguno de los dos podía con eso. Tengo tantos recuerdos de el, era un chico celoso, algo posesivo y necesitado de cariño. Le di todo mi apoyo, pero no era todo quedo donde debió quedar. ¿Porque menciono esto? Por un momento creí que estaba muy enamorada de el, me costo olvidarlo pero en cuestión de unos meses supe que ya no me interesaba y ese día fue feliz. 

Y mi deducción es... Si yo realmente lo hubiese querido, hubiera sido incapaz de querer dejar todo como estaba y decir 'no vale la pena', aunque quizás no se lo merecía, pero en un momento pude pensar que no debía dejarlo como estaba. Pero me aferre a eso porque sinceramente, no lo quería como yo pensaba.


La segunda vez que me confundí en cuanto a una persona que según yo 'quería realmente' supe que fue otro de mis errores. Empezó con una amistad, como el primer caso, pero en esta ocasión simplemente paso demasiado para que yo cambiara mi forma de pensar hacia esa persona. En esa persona encontré mucha confianza y paciencia de su parte; me escuchaba y pues habían conversaciones muy bonitas. Era una persona cariñosa, que no le importaba demostrarme que me quería. Esta persona me hizo sentir mal en cuanto al tema, jugo en un sentido que me parece sagrado y aunque en un momento pudo ser, yo simplemente le di vuelta a la página  De inmediato me mentalice que esa persona no me importaba en ese sentido y que la amistad seguiría, y seguimos siendo amigos. A lo que me refiero, es que esto me causo una enorme tristeza no porque realmente quería a esta persona, sino mas bien que fue el hecho de que alguien me hiciera algo así  porque nunca me lo imagine. Deje ir a esa persona de inmediato, supe que la amistad valía mas que algo que podía perderse de pronto. Entonces, ahí permanece, pero con mis acciones realmente me doy cuenta que no quise tanto a esa persona como para dejarla ir fácilmente (No valía la pena).


Este ultimo caso me ha demostrado que querer a una persona va mas allá de sus defectos y no poder asimilarla. Cuando queremos a una persona, probablemente sepamos que sus defectos van a sacarnos canas verdes, pero simplemente lo aceptamos. Cuando queremos a una persona, lo intentamos porque sabemos que esa persona tiene esa parte, que difícilmente se encuentra en otra. Simplemente eso no puede explicarse con palabras. Aunque nos harte esa persona también sentimos que si no tenemos su presencia en algún tiempo, mucho podrá cambiar en el sentido a que le extrañaremos. Otro punto, es que no podemos dejar ir a esa persona. Y si, lo digo porque no me da pena decir que en este momento siento precisamente esto por alguien, una persona que desde la primera vez que la conocí no me agrado y termino convirtiéndose en una persona muy especial para mi ¿Y saben cuantas veces pensé que la había olvidado? ¡Perdí la cuenta!

Sepan que cuando esto sucede, sabremos que queremos realmente a una persona. Ahora, todas mis deducciones anteriores fueron erróneas  porque ahora que veo todo con claridad me doy cuenta que no me había sucedido esto antes. Y aunque le tenemos miedo a esto, debemos saber darnos cuenta que si queremos a una persona cerca de nosotras debe saberlo, solo si realmente se lo merece. A veces cometemos errores, esa persona los cometió como yo también... ¿Les cuento algo? En el momento fue grave para mi pero hace poco supe que no era para tanto, es solo que mi orgullo me impedía ver que esa persona realmente me importaba tanto y que por eso me afectaba. 

Suele pasar que cuando no queremos creer en estos sentimientos, le buscamos problema a todo y fue justo lo que yo hice. Ahora me doy cuenta que muchas veces actué de una manera tonta, muchas veces actué bien pero me he dado cuenta de las realidades.

Así que, espero esto les haga saber que 'querer' no es una palabra que cualquier persona te inspirara decirla o sentirla.

XOXO, Cam.

No hay comentarios:

ARCHIVOS DEL BLOG

Suscríbete