Visitas

domingo, 13 de diciembre de 2015

# 2015 # Amor

Razones por las que sentimos celos.


A medida que tu relación avanza, se pondrá a prueba. No se pregunten un porqué. Somos humanos, y en uniones se trata de transiciones. Esas transiciones pueden ser para bien o para mal.

Sabemos perfectamente lo que son los celos y lo que sentimos cuando se apoderan de nuestros sentidos. Pero si te preguntas las razones, seguramente es porque debes conocerlas.

En psicología, sentir celos se deriva de aquello que sentimos “nuestro”. El ser humano por naturaleza es posesivo y defiende lo que quiere este a su lado. Uno hace lo que sea por esa persona que quiere, eso sin importar muchas veces las palabras que se digan.

El sentido es que comprendamos que existen tres razones básicas:

Relación actual: A ver, a ver… ¿Te preguntaste si realmente están bien? En la mayoría de los casos se piensa que se está dentro de una relación casi perfecta. ¡Ese es el error! A veces nuestra pareja se molesta por ciertas actitudes que dan a entender otros mensajes, o será que alguna persona en nuestra vida le hace sentir temor.

No te alteres, tampoco vayas a reclamar… Pregúntale de razones. Para quienes hablan en manera de clave, debes leerle sus expresiones o sus comentarios hacia ciertas personas.

No se requiere de mucha ciencia saber que sospecha quizás porque le escribís más tarde un día para otro, porque le comentas que pasas mucho tiempo con alguien o que no escuchaste alguna llamada por un motivo que usualmente no se te da.

Véase que esto ocasiona tantos malos pensamientos en quienes suelen tener más viva esa sensación de los celos. 

El pasado: Las relaciones a lo largo de su vida determinan su nivel de desconfianza. Esto no necesariamente de pareja, sino también en la amistad y en la familia. Esto que les menciono lo digo por mí en gran parte.


Si alguien me quiere lo es de sobra, pero nunca voy a confiar porque en esas páginas de atrás ya se escribió acerca de gran desconfianza y decepción. Quiérase o no, el ser inseguros no se va para siempre pero se aprende a confiar.

Entonces, evaluar su pasado nos ayudara a saber si esto requiere de tener mayor paciencia y no enojarse a la primera. Créanme, eso no es así porque sí. No todo se borra de la noche a la mañana, y es ahí en donde se necesita a quien te diga: “Te entiendo, te apoyo y te haré confiar de nuevo.”

Ya es parte de su personalidad: Hay quienes nacen siéndolo. Quizás cueste creerlo, pero es natural que muchas personas presenten más celos que otras aun no teniendo una razón de por medio.

Eso no significa que sea justificable, puesto que en estos casos es en donde tienden a presentarse dificultades para controlarlos. Con esto intento decirles que si naturalmente lo es, se le debe dar cierta comprensión pero no en el caso que intente justificarse.
Ya quien se justifique, es porque desea celar a lo brusco, es decir a lo excesivo y no se trata de eso. Ya saben, somos humanos y sentimos celos, pero como todos tenemos diferencias… En los celos se presenta muy a menudo.

Consejo: Mi consejo no es que aplaudan los celos y tampoco que sean incomprensibles. Pero se debe entender los límites de los celos. No permitas que pasen a los gritos, ofensas, posesividad o hasta golpes. ¡Los celos no son violencia! Y si esos celos llevan a cualquier persona a saltar ese límite… ¡Ten cuidado! Es ahí en donde se necesita de ayuda, de no callarse o de terminar con esa relación. Todo según se presenten esos celos.

Es interesante conocernos un poco más, ¿No? Pero repito: Tampoco permitas que estos crucen límites.

¡Feliz noche! 




Publicar un comentario

Suscríbete