¿Doble moral?

diciembre 15, 2015


 Lo que para muchas personas ha resultado evidente, es que en el mundo el físico ha tomado el lugar como “lo más importante”. Tienden a medir el éxito con tu físico, la belleza con tu físico, tu intelecto con el físico, tu personalidad con tu físico, tus hábitos con tu físico… ¿De verdad esto es así?

Entre una crítica constructiva y el hecho de criticar, no existe una igualdad. Sabemos que criticar es lo que la gente ama hacer y en el caso de las mujeres, siempre nos vamos en la colada. Hagamos lo que hagamos, siempre van a criticar a una mujer por su físico.

Quizás esto es más común entre mujeres que entre hombres. También los hombres critican a las mujeres por su físico y sé de quienes dejarían perder a una mujer maravillosa porque la consideran atractiva. Ese ya es un tema aparte, pero aquí va la finalidad de mi entrada.

Uno piensa que se critican más las curvas, y puede ser que así sea. Saben que yo defiendo las curvas y tengo mi opinión acerca del físico en relación con la salud. Pero, si bien sé que también se critican los cuerpos muy delgados. A la vez mucha gente defiende los cuerpos voluminosos y habla pestes de una mujer sumamente delgada, ¿Acaso eso no es una doble moral?


Ser muy delgada es motivo de admiración o de ofensas. De admiración porque desde varias décadas para acá, la gente alaba la delgadez y si es extrema mucho más. Paso por las tiendas y veo esos maniquís cada vez más delgados y por supuesto que es una manera de decirles a las mujeres “Tienen que ser así para entrar en esa ropa”.

Esto de la moda no tiene su verdadero sentido plasmado. Ahora moda es ser una talla pequeña y no el hecho de disfrutar de las prendas. La moda no es eso, sépanlo. Y no intento decir que ser delgada está mal. Lo malo es el mensaje de la sociedad.

Las ofensas son muchas para quien es delgada. Si te ven más delgada de lo normal, y esto si ya sos delgada, surge comentarios como: “¡Vas a desaparecer!”, “Deberías de comer”, “Anoréxica”, “Enferma”.

Está muy mal decir que una mujer muy delgada es enferma cuando naturalmente es así. Se debe saber detectar a una persona delgada sana de una enferma. Y aunque les cueste creerlo, muchas mujeres delgadas anhelan las curvas o tener más de aquí y por allá. ¡Las mujeres delgadas también se acomplejan!

Luego se defiende a una mujer voluptuosa saliendo en lencería en las redes sociales, lo cual amo. La situación es que la gente ve a una mujer muy delgada sintiéndose guapa en una lencería en donde quizás por su mismo cuerpo si tiendan a marcar algunos huesos y comienza el ataque. ¡No es así!

Si apoyas a una mujer con curvas, no insultes a una delgada. ¿Por qué? Porque estas discriminando y siendo una persona de doble moral. 


Esa mujer preciosa que ven ahí, es una modelo de tallas grandes muy famosa. Se llama Tess Munter. Es de las mujeres que ha puesto en alto las tallas grandes y la belleza de una mujer con muchas curvas.

Ahora, mucha gente ofende que una mujer como Tess ame su cuerpo a pesar de no ser delgada y que lo muestre al mundo, ¿Por qué? ¿Sera envidia ante tanta seguridad? No lo sé, pero si estoy segura que estamos en una época de promover la aceptación de tu cuerpo.

Hablar de muchas curvas es tocar el tema de la salud. Sé de ese tema muchísimo y también sé que las personas no están informadas al respecto. No se trata de convencer a nadie, es más que ni vale la pena. Pero si debemos aprender a respetar y aceptarnos unos con otros.

Una mujer con curvas segura de su cuerpo resulta una mujer estúpida para la sociedad. Y muchos hombres lo niegan, pero alguna vez en su vida vieron a una mujer con curvas y pensaron en lo hermosa que ella era. Eso lo sé y aunque muchos lo nieguen porque están en el papel de superficiales, es así.

La mujer de talla grande también debe ser admirada por su belleza. Ya eso de que porque no encuentran ropa y porque la salud ya quedó atrás y aprendan a lidiar con ello.

Mujer gordita, deja de menospreciarte y sentirte poco atractiva. Deja de decir “Ojala fuera como ella…”. No se trata de eso, piénsenlo. Una mujer puede adelgazar y eso no quiere decir que se ame a sí misma. Amarnos es un proceso de toda la vida, desde que naces y te aceptas como ser humano. Tus tallas no te hacen amarte.

Las tallas son tallas, no le den tantas vueltas al asunto. La industria de la moda impone un cuerpo, pero quien tiene el mando en caer o no sos vos. 


Ahora, seré algo breve comentando sobre esto. Vean el cuerpo de esa mujer, ¡Precioso! Y aparte de que se ha convertido en una moda tener trasero, busto y caderas enormes. Muchas mujeres se operan para quedar así porque según todo mundo dice que ese tipo de curvas te hacen más bella.

Repito, ¿Por qué creer en eso? Si cada mujer tiene su cuerpo. No es como si estés mal por no tener un trasero grande si por genética quizás no sos de tener mucho trasero. No es como si a fuerza tenes que tener una cintura diminuta y grande caderas, etc. 

Mis Conclusiones:

Siéntanse bellas con su cuerpo, ¿Si? ¡Siéntanse orgullosas de ser quien soy! El amor propio no aumenta con llegar a tu cuerpo deseado. El cuerpo no compra el amor. El amor lo sembras vos y nadie más que vos.

La sociedad va a criticarnos seamos como seamos. El cuerpo se ha convertido casi en un servicio público en donde todos quieren opinar. Es difícil cambiar la mentalidad de millones de personas, pero vos que sos dueña de tu cuerpo, aprende a amarte y a empezar por aceptarte sea cual sea la manera en la que luzcas.

De cualquier talla que seas, si no sembraste amor, no vas a amarte de ninguna manera que luzcas. Así que, seas muy delgada, con muchas curvas o como seas, ¡Ve a presumirlo! Sácate partido y no te sintas inferior a ninguna otra mujer.

La belleza externa es subjetiva, lo he dicho muchas veces. Y no depende de loa demás la manera en la que te ames, sino de vos.

Comencemos poco a poco a querernos, y si deseas cambiar tu físico, hacelo por vos y no porque deseas encajar en la sociedad.

¡Feliz Martes! 



You Might Also Like

0 comentarios