La escritura es tiempo y proceso



Mi experiencia en la escritura inició en el año 2011 con formalidad, pero siempre escribí poemas y pequeñas historias desde pequeña. Quiero que con este detalle, asuman que la escritura no tiene nada que ver con tener ideas, sino se trata de una inclinación hacia la misma y no de la noche a la mañana. 

¿Por qué siempre asumimos que el arte es tan fácil? Escribir requiere mucha experiencia a nivel de gramática, coherencia y sobretodo, como persona. Cuando empecé a escribir novelas formalmente, tenía 17 años y mi forma de pensar no era tan abstracta, ya que actualmente soy una adulta y no voy a comparar mi manera de ver la vida con la de hace más de 5 años atrás. 

Debemos tener una personalidad y forma de pensar más o menos reafirmada para ciertos escritos, ya que la coherencia para transmitir un mensaje es importante. Sin embargo, para textos en los que realmente queramos expresar nuestra realidad emocional actual, no importará ese aspecto. 

Alguien dirá que escribir una novela solo se basa en una idea y unos cuantos personajes. Tampoco pensemos que es acerca de tener un ambiente bien descrito. Escribir una novela indica que la vayas a sentir, no solamente entender. Uno puede entender que Mauricio es pésimo en el amor, pero si no entendemos los motivos más profundos del personaje, ¿cómo asumimos que el lector sentirá el dolor de Mauricio? Suena práctico cuando alguien piensa que escribir solo es escribir, y que si ayer se le ocurrió una "fabulosa" idea, mágicamente se convertirá en un betseller y eso me causa demasiada gracia. ¡No sean fanfarrones! 

No veamos el aspecto monetario de este arte tan precioso que nació para que nos liberemos al momento de escribir letra tras letra.

Cuando escribimos por amor, se nota y SE SIENTE. Recordemos que si el lector no lograr sentir ninguna emoción, no estuvo bien logrado y significa que el escritor debe aprender a conectarse consigo mismo para que el texto sea totalmente indescriptible para quien lo lee.

Los escritores tenemos que seguir practicando, ya que con el tiempo, vemos muchas diferencias en la escritura. Yo he mejorado bastante y tampoco siento que es suficiente con mi manera de escribir. Ahora, también debo recalcar que a penas en el 2016 consideré el hecho de publicar una de mis novelas porque anteriormente, no me sentía preparada y conforme, pero desde el año pasado, ese es un reto que asumí y me siento feliz de los resultados. No diré que soy excelente ni la mejor, pero como escritora, me siento muy contenta con lo que puedo lograr y sé que con el pasar del tiempo, puedo mejorar. 

Entiendan que el escritor JAMÁS deja de aprender y NUNCA es suficiente.


No hay comentarios:

ARCHIVOS DEL BLOG

Suscríbete