Ventajas de una relación a distancia.

mayo 11, 2016


Si bien las relaciones de pareja no son fáciles porque el complicado es uno mismo, es de imaginarse que una relación a distancia es mucho más compleja de lo normal. ¿Razones? Mayores requerimientos que las que son más presenciales.

Para estar en una relación a distancia, se debe conocer uno mismo y uno misma. Dependerá de lo que deseas de una relación de pareja para saber si te conviene o no te conviene estar en una. Si sos más demandante, lo mejor es que no te envolvas en este tipo de relaciones que a la larga van a afectarte. En cambio, si sos alguien que de por si es muy ocupado u ocupada y que no es tan demandante porque más bien disfruta de esos ratos en los que se puede también disfrutar sin la pareja, quizás si vayas a poder sobrellevar este tipo de relación aunque esto no garantiza que será fácil habiendo sentimientos de por medio. 


Ahora, se debe estar preguntando si es posible que existan ventajas en este tipo de relaciones. Les cuento que si las hay, pero siempre y cuando no estén en la categoría de alguien que requiere más atenciones cuando está en pareja.  

La primera ventaja es simple: Calidad y no cantidad.

A veces valoramos más la cantidad y escuchas a tus amigas o amigos diciendo que su pareja es de lo más detallista y que a cada momento están juntos o haciendo una actividad distinta. Eso seguramente es cantidad, pero no podemos asegurar si es calidad.

¿De qué sirve la cantidad si no hubo esmero de un momento especial? Díganme si sirve de algo ver a esa persona si están en desacuerdos y pleitos, ¿verdad que no tiene sentido? O si de por si les cae un humor de los mil demonios y no pudieron decirte “hoy no me siento muy bien, mejor veámonos mañana”, porque yo prefiero eso a que alguien se desquite el enojo conmigo. Esa es una razón por la que creo que las relaciones de pareja entre estas sean mucho más apegadas necesitan darse un respiro de vez en cuando para tener tiempo a solas.


Entonces, ¿Por qué no buscamos mejor calidad? La calidad implica que por muy pequeño que sea el momento, habrá esmero y se disfrutara más. OJO, que no digo que todo sea color de rosa, pero de nada sirve la cantidad sin la calidad. Y si sabes que no tenes cantidad, no llores por una cantidad que no vas a tener de la noche a la mañana y mejor pensa en la calidad, en ver que tu pareja trata de esforzarse por ambos.  

La segunda es muy importante: Las conversaciones serán más amenas.  

Imagínate verte a diario con una persona, seguramente si queremos a nuestra pareja no nos importa repetir una y mil veces un tema de conversación. Pero no olvidemos que si es una relación a distancia, sabrán que las comunicaciones se dan sobre todo por teléfono celular ya sea en llamadas o mensajes de texto o Whatsapp, y que también se da lo de Skype y todo eso. Véase que hay maneras, pero nada reemplaza el no poder ver de frente a esa persona que nos encanta y hablar de todo a todo.

Entonces, esas conversaciones se vuelven infinitas y están esas ansias de saberlo todo y escucharlo todo frente a frente. En ese punto, creo que es bonito porque se tiene esa costumbre que si se ven a diario es de “Sino mañana hablaremos” y se ausenta la importancia de que tu pareja te necesita o sencillamente quiere conversar. 

La tercera es bastante interesante: ¡El reencuentro!

¡Ay! El no ver a esa persona en varios días y pensar en los besos que queres darle… ¡Me calmo! Y no van a mentir diciendo que no es asi, eh.

Y es que es así, ese beso luego de varios días es tan deseado que será único. Y sin dejar a un lado los abrazos y el resto que cada quien desee agregarle. Seguramente vas a pasar recordando ese día de toda aquella miel que derramaron.

La cuarta es de las que menos se piensa: No muere la ilusión.

Si están comprometidos con esa relación, la ilusión nunca muere. A pesar de que no se ven como quisieran por razones de vivienda que es evidente, si ustedes se quieren de verdad verán de esto un plan a futuro para poder estar juntos.

Esa ilusión fortalece esa unión. No digan que no es unión por no poder verse, ¿estamos? Lo que une es el amor, y mientras se quieran no hay distancia que lo destruya. Así que, esa hermosa ilusión se alimenta de todas esas sensaciones que se reúnen para extrañar a esa persona y anhelar verla cuanto antes.


Si esa relación se alimenta de confianza, hay certeza de que no hay traición y están tan enamorados o enamoradas como la primera vez, sigan luchando y entusiasmándose por estar juntos y construir esa relación a como dé lugar.

No es sencillo, pero vale la pena si es por conservar una relación que les hace felices. Y créanme, el tiempo vuela si estamos con aquella sensación de “quiero verte…”. Es algo que no se cambia por nada.

Recuerden que el amor no se construye en su mayor parte por verle a diario, sino por la importancia que se le da a la relación. A veces confundimos el poder ver con poder amar, y no tiene nada que ver una cosa con la otra.

Si estas en este tipo de relación, analiza cómo va y pensa si realmente aplica esta entrada que hoy por hoy les escribí para tu relación.

You Might Also Like

0 comentarios