Quien más habla, poco hace...

    Durante mi corta vida (18 años) me he dado cuenta que las personas somos tan agiles para conseguir las cosas, de alguna manera buscamos salirnos con la nuestra.
Cuando estaba en la secundaria, solía tener pocos compañeros y la mayoría de ellos llenos de hipocresía, pero cuando ellos querían llamar la atención… Te hablaban; eran amables y yo pensaba: “¿Realmente creen que están engañándome?” Es decir, yo les sonreía pero sabia sus intensiones. No me falta un sexto sentido, que parezco tenerlo muy desarrollado y se cuando las cosas van mal o lo que las personas quieren de mi y de quienes quiero.
Asi que, puedo saber cuando alguien me miente… Pero no lo digo. Razones: Es una pérdida de tiempo, las personas no lo aceptaran asi que mejor me quedo pensando en la inmortalidad del sapo ¿No? Es más interesante que decirles “Mientes”.

Y es una locura, la forma en la que hablan hasta querer convencerte. No, no me dan pena… Literalmente tienen que manipular con las palabras para que les crean u obtener beneficios. Y bueno, yo realmente me gano enemigos cuando no hago lo que ese tipo de personas quieren… Pero ¿A quién le importa? Porque a mí no.

No debemos dejarnos llevar, si tienes una ideología debes mantenerla. No cambies de pensar y no te dejes influenciar. Las personas que nos rodean, en su mayoría no son buenas influencias y no se debe ser un criminal para ser una mala influencia.
Una mente clara y fija, es lo que se necesita. Pero a veces podemos cambiar cuando estamos realmente cometiendo un error.  En lo personal, es difícil que me deje influenciar y suelo impresionarme muy poco, mis amigas frecuentemente me dicen que yo solo se decir “No me importa” pero es la realidad, si hablan de mi o me ven feo ¡Que lo hagan! Yo no hago nada, no tengo remordimiento. Asi que, en conclusiones, las personas que mas hablan y prometen  NO hacen nada ¿Cierto o mentira?

XOXO


No hay comentarios:

ARCHIVOS DEL BLOG

Suscríbete