No te conformes, mereces algo mejor


A veces queremos tanto a las personas, que nos colocamos en segundo lugar. Sí, en segundo lugar. Para quienes lo dan todo y reciben poco, porque piensan que seguir dando el doble, es recibir el triple. Creer que la regla de que "vas a recibir mientras des más" es un error en la vida.

¿Sabías que no es así? No lo es, porque vos también mereces recibir. Si estás dando todo de vos, ¿a cuenta de qué estarías recibiendo nada o poco? A menudo nos desilusionamos tanto, porque nos aferramos a que debemos seguir a ese ritmo porque "algún día" todo se triplicará. 

No, y no. ¿Querés que te explique esa regla?

Resulta que sí, las personas buenas y que dan porque les nace, Dios les dará muchas bendiciones a su vida, y valen tanto, que lo bueno llegará pero... No es lo mismo si se trata de humanos.

Los humanos fallan, mienten y dicen lo que queremos escuchar, esto unos con otros, entonces no es justo que sigas dando y dando... Y que con el tiempo no recibas lo mismo. ¿Cómo es que insistís tanto porque quienes no insisten de la misma manera por vos?

¿No te parece injusto? ¡CLARO! 

Entonces, ¿vas a seguir permitiéndolo? No, y no después de leer esto, porque sos alguien que merece mucho en esta vida, no sobras ni obras de mala gana.

No digo que cambies, sino que sepas a quién sí entregar todo tu cariño, amor y lealtad. Dejemos solo la temática del amor de pareja, sino también hacía los demás, esas personas que siempre te piden el doble y no se esfuerzan. 

Dales un "hasta aquí" para que aprendan a valorarte, para que te entiendan un poquito y sepan que personas como vos hay pocas. En vez de llorar, mejor sentite orgullosa (o) de lo que haces, pero recorda ser más justa (o) de ahora en adelante. 

Recorda... Vos también importás, y por ningún motivo, merecés colocarte en segundo, tercero y hasta cuarto lugar en tu lista de prioridades. 


No hay comentarios:

ARCHIVOS DEL BLOG

Suscríbete