Oi Agosto.



¡Nunca es demasiado tarde para reflexionar! Ya estamos en agosto, y como cualquier otro mes, para algunas personas puede ser un mes diferente y determinante. Jamás podemos asumir que este mes será mejor o peor que el anterior, por consecuencia, no olvidemos iniciarlo de la mejor forma posible.

Personalmente, me siento emocionada porque recién terminé gran parte de las correcciones de mi libro Adicto A Ti y posiblemente la próxima semana vaya a publicarlo. Después de una larga espera, todo será posible. Imagínense cuanto tiempo llevo escribiendo y hasta este momento sucederá. Pero el punto no es ser negativos y serpientes en cuanto a esto, ¿Cierto? El sentido es motivarnos a que las cosas tendrán resultados positivos. Quiero creer que mi libro gustara a varias personas que lleguen a comprarlo. Nunca digas nunca, dicen por ahí… y yo siento que todo puede pasar.

Les dejo el enlace que les conduce al Blog de mi libro:


En este nuevo mes, se me ocurrió una reflexión que el mes pasado fue muy importante en mi vida. Pasé por muchas decepciones y sigue decepcionada, no puedo mentir al respecto, pero intento tener una buena actitud porque la vida tiene sus méritos.   

A veces la vida detiene tus planes, tus metas y eso quizás es frustrante. Yo me encuentro en esa etapa en la que me siento cansada de muchas cosas y estoy pensando en tantas alternativas, porque, aunque sé que de repente no es mi culpa nada de lo que ocurre a mi alrededor, mi actitud también es un determinante de mis propósitos ya logrados.

Sigan sus metas sin importar nada y tengan paciencia. Sin embargo, puede ser que la espera sea demasiada y ahí será el momento de tener una respuesta definitiva. Solo comprendo que la vida es un cambio constante y claramente, debemos ir con el movimiento de todo y no perdernos en el camino. Hay que actuar, ¡porque podemos hacerlo! Y nos desesperamos, pero la única manera de tener una mente clara ante todo lo que nos sucede, es evitar ese colapso emocional que no nos permita saber que hacer.

Y este no es un idealismo, es una realidad de la vida. He aprendido a creer en la vida, en mi vida y en el sentido de todo, porque como mortales, el entendimiento es fundamental para alcanzar nuestros sueños y el bienestar deseado.

Así que, con esta reflexión que viene desde lo más profundo de mi para que ustedes se identifiquen o que por lo menos, les guste.


¡Les deseo un feliz mes! 



No hay comentarios:

ARCHIVOS DEL BLOG

Suscríbete