Tipos de Cambios.


¿Qué hay de los cambios? La vida es todo un proceso individual desde la perspectiva personal pero gran parte de quienes somos, proviene de lo que aprendemos mientras interactuamos con nuestro medio.

¿Por qué necesitamos cambiar?

Puesto a que los cambios nos llevan al crecimiento espiritual. Eso forja tu personalidad y te vuelve más afín a la coherencia. Siempre y cuando sepamos diferenciar aquellos cambios reales y no una simple mascara que creemos es un cambio positivo o ideal.

¿Cuáles son los dos tipos de cambios?

Aquello que influyen positivamente

Aquellos que influyen negativamente.

Es positivo SIEMPRE que la sensación sea de éxito o de paz. Cuando un cambio te hace conocer aspectos de tu persona que desconocías, significa que es permanente y real sobre todas las cosas. Como cuando una persona te demuestra que podés lograr tus metas y te motiva con los días a que esa seguridad de reafirma. Es un nivel de apoyo tanto directo o indirecto que puede crear una pequeña diferencia en nuestro interior, ya que es como cuando regamos una planta.

Sin embargo, es negativo cuando cambias una característica de tu esencia porque deseabas encajar en un molde que no te corresponde. Es como cuando cambias una receta de un pastel maravilloso que preparaba tu abuela. La receta es modificada y tal vez consideres que no tiene un mal sabor, pero no es lo mismo que antes y sabia mejor antes cuando no la modificaste. Suena empírico, ¿Cierto? Pero dando esos ejemplos, es como nos entendemos más.

¿Qué intento decirte?

No cambies porque debas lograr encajar o ser aceptado o aceptada en otro lugar. A veces queremos ser como las personas quieren que seamos y no podemos traicionar quien somos. Mi consejo es siempre seguir nuestros principios y no permitir que terceros intervengan en lo que nos define como persona.

Ahora, si sabes que debes mejorar en ciertos aspectos no ligados a tu esencia porque estos están ligados a tus acciones con terceros o desempeño, entonces si es preciso un cambio y que no te desanimes a lograr esa actitud que es correcta para no decepcionarte a vos misma (o).

Si esto les pareció interesante, no duden en compartir. Con el hecho de que estés aquí leyéndome, lo es todo.


¡Feliz Viernes y feliz fin de semana!




No hay comentarios:

ARCHIVOS DEL BLOG

Suscríbete