La Mujer de Hoy.

septiembre 24, 2016


Ser mujer es un desafío. Si pensabas que tu función en la vida era ser madre, te darás cuenta que es un error. Una mujer es lo que ella misma desea ser y ya no se trata de seguir el clásico modelo. Ejercer funciones tradicionales está dentro de lo que una mujer desea hacer para sí misma.

Se pensaba que debíamos saber cocinar, barrer, limpiar, planchar y todo tipo de aseo para ser “unas verdaderas mujeres”. ¿Han notado el cambio en nuestra sociedad?

Muchas mujeres ahora son líderes, salen a buscar un trabajo y encabezar el hogar. Eso de ser sumisas solo es parte del tradicionalismo y de una página que en muchas de nosotras nunca existió o entendimos no debía ser así.

No es nada extraño que nuestros abuelos y abuelas comenten acerca de ello, pero la mujer no puede ser conceptualizada e idealizada, y ni el hombre debería de serlo.  Es como el hombre “amo de casa”, que se le denomina un completo mandilón por ser mantenido por una mujer, porque ella es menos y no puede ser mantenido por alguien inferior a él.

Hay grandes discriminaciones que persisten, pero en si, la mujer decide en estos tiempos liberarse de ciertas ataduras que en el pasado eran imposibles de destruirse.

Hoy pueden sentirse el primer lugar y sobretodo, estar al lado o por encima de un hombre porque entienden que no se trata de quien es superior, sino de que nosotras las mujeres poseemos las mismas capacidades que ellos.

La mujer de hoy, ve en el mundo una razón para vivir como le plazca y no como le digan que deba hacerlo o sentirlo. Ahora entendemos que no debemos decir “si” a un hombre que quiera presionarnos. Todos esos aspectos que definen crecimiento y que de ninguna manera podemos decir persisten en todas y cada una de nosotras, pero hay más tiempo para forjar valores y estructuras en donde las mujeres SEAMOS y no se trata de FORMAR PARTE.

Seamos, en referencia a que estamos dentro por elección propia.  

Formar parte, en referencia a que estamos en una segunda parte no por elección. 

Hoy decidimos si deseamos ser madres, porque entendemos que eso no es ser mujer. Al igual que, formar una familia ha sido individualizado.

Todo esto que leen es lo ideal. Necesitamos sentirnos de esta manera y comenzar a darnos el lugar que merecemos. 

Me encantaría que leyeran las siguientes entradas:



Refuercen sus ideas acerca de su valor como mujeres con ambas entradas y luego reafirmen con este post.

Tengo un propósito de escribir mucho acerca de nosotras. De repente veo a las mujeres siendo débiles porque lo desean, y no porque lo sean. 


You Might Also Like

0 comentarios