Equidad de Género - Feminismo y Machismo.

agosto 27, 2016


Ante la abrupta ola de críticas, pros y contras del feminismo y el machismo, creo que es interesante hacer énfasis en ambos movimientos. El feminismo denomina como un movimiento, posee mayor balance que el machismo como tal. En sí, todavía no comprendemos que es el feminismo y hasta hace poco tiempo conozco la verdadera base del feminismo.  

El machismo no puede ser un movimiento, porque se impuso y un movimiento es un acuerdo, es una decisión entre muchas personas que han analizado el concepto en su totalidad. En cambio, el machismo es como una orden. Este se convirtió en una ideología tras el patriarcado, y con los años tomó más fuerza.

El feminismo si es un movimiento. Yo asumía el feminismo como un millar de mujeres ardidas, pero no en todo su concepto hay un error. Nació tras la falta de equidad en la sociedad, en base a tres aspectos: El poder, libertad sexual y posición social.

Hasta en la escritura se muestra la predominancia por el hombre.

Te recomiendo leer mi entrada: ¿Qué es el Androcentrismo?

El poder es enfatizado en la política y en darles a las mujeres un papel tan importante.

La libertad sexual proveniente desde la década de los setenta. Ahora vemos una sociedad un poco más abierta ante el tema de que una mujer haya tenido varias parejas sexuales, aunque resulta obvio que no se esfuma del todo.

Se piensa que una mujer no puede acostarse con los hombres que desee, pero los hombres si pueden porque es su naturaleza. Es parte de una mentalidad cerrada. No digo que vamos a gritar y alegar por la promiscuidad, sino que no debemos ser de doble moral. Si un hombre puede, una mujer también. Siempre y cuando ambos apliquen el respeto.

Esa libertad sexual de tomar ese tipo de decisiones sin ser apuntadas con un dedo, no tener que estar encerradas en casa para cuidar de sus hijos e hijas como si fuesen únicamente responsabilidad de la mujer y no del hombre. Ese desbalance llevó a que las mujeres alzaran la voz.

La posición social tiene mucho que ver con el no ser reprimidas, que anteriormente mencioné.

Todos estos puntos convierten del feminismo un movimiento que dice “No más”. No se trata de colocar a los hombres a los niveles que las mujeres estuvieron durante muchísimo tiempo.

Pero el feminismo tiende a apoyar lo injustificable. Si una mujer se engaña a si misma estando al lado de un hombre, lo perciben como si aquella mujer es la víctima. Es decir, si te enamoras de un mal hombre, vos decidís estar o no estar a su lado. Si seguís a su lado a pesar de que no te quiere o respeta lo suficiente, ¿A qué estás jugando? ¡No sos una víctima por eso!

A pesar de apoyar en gran parte el movimiento, las mismas mujeres ensucian la verdadera finalidad del feminismo con el hecho de agredir a los hombres o tratar de justificar muchos errores que varias cometen.

Muchas mujeres deciden ser quienes lloran por un hombre que las trata mal, cuando pueden estar solas pero ellas gritan a los cuatros vientos que necesitan a un hombre para ser felices. ¡Eso no es justificable!

Es por ese tipo de mujeres que el movimiento se ha manchado, y no puede ser un movimiento real mientras las mismas mujeres no coloquen las cartas sobre la mesa y entiendan quienes somos. No te hagas llamar feminista, si dejas que un hombre te alce la voz o que intente controlarte. Mayormente las mujeres no presentan traumas o círculos viciosos que las orillen a permitir este tipo de abusos.

Ahora, el machismo enmarca una desigualdad neta y por donde sea que desee verse, no debe ser un patrón de conducta para el hombre y para la mujer. No hay que criar a seres humanos machistas.

Todo este análisis  y abordaje me lleva a una sola pregunta, ¿Cuál es el balance?

La equidad eliminaría el modelo clásico de la sociedad de cómo debe ser un hombre en todo su sentido y de igual manera, cómo debe ser una mujer.

Si las mujeres y los hombres participaran igual en la crianza, lideraran igual, pudieran ser como son a su naturaleza humana y no forjada por una sociedad machista, a no ser reprimidas o ser reprimidos a comportarse como machos alfas, creo que esta locura se acabaría.

Apoyo a los hombres porque crecí al lado de un padre maravilloso y no es como esa bola que se hacen llamar hombres. Tener una imagen paterna buena, me ha hecho comprender demasiado a los hombres pero no comprendo a los que juegan a seguir con esa ideología de la patriarca.

En cuanto a las mujeres, no puedo negarme a sentirme identificada con el movimiento, porque lo veo a diario. A veces me dicen “se ve muy feo que una mujer beba”, “que feo es ser madre soltera”, “ella ya es mamá, no debería estar de fiesta” y un sinfín de estupideces de parte de mujeres y de hombres. Entonces, no tener un apoyo ante el movimiento feminista es imposible, pero no puedo apoyarlo totalmente, mientras miles de mujeres se traicionen a ellas mismas y no defiendan su lugar en la sociedad.

Hay mucho que aprender de esta situación. Les invito a leer más, antes de levantar falsos. Antes tenía un concepto del feminismo muy lejano de la realidad. Si las mujeres se orillan por la igualdad y no a la doble moral que anteriormente les escribí, creo que el feminismo seria menos criticado.

Espero les haya gustado esta nueva entrada. Viéndome tan interesada en estos temas, les aseguro vendrán muchas entradas más para atar clavos y tener una base fuerte al defender o no defender un movimiento. 


You Might Also Like

0 comentarios