BRILLA en Febrero.

febrero 02, 2016



Comenzó un nuevo mes: Febrero. Me pregunto si ya corrieron a comprar los chocolates y ramos de flores, porque sinceramente me encanta ser sarcástica con este tipo de celebraciones. Este es el mes en donde las personas se centran en la pareja o en buscar compañía para el 14 de febrero.

Y si me lo preguntan, no es mi estilo ni mucho menos una ilusión una fecha comercial. ¡Somos gentiles de apoyar a la mercadotecnia! Y no es para menos que este siendo sarcástica. Porque este no es el mes del amor. Es un mes para seguir con la frente en alto. El amor se celebra a diario, ¿o estoy equivocada?

Por ser un mes para seguir con ese paso veloz o para seguir a una medida muy específica, me inspiré en una frase que me parece brillante desde muchas perspectivas. La frase de Gilda Radner que dice lo siguiente: “Algunas historias no tienen un claro inicio, medio y final. La vida es acerca de no saber, tener que cambiar, tomando el momento y hacer lo mejor de ella, sin saber lo que va a ocurrir a continuación. Deliciosa ambigüedad.”

¿Acaso no es una frase brillante? ¡Lo es! Y resulta que nos queda como anillo al dedo. Imagínense a ustedes mismos entrando en estereotipos o paradigmas. Es de imaginarnos que tienden a limitarnos demasiado. Llegas a casa con una decepción grande porque no sucedió lo que esperabas, así que decidís que ya no tiene sentido. Te arrojas por la borda y comenzas a creer que ya no tiene ningún sentido lo que sucede a tu alrededor. Pensas que no encajas, que quizás no debiste nada de lo que era tu meta, ¿Por qué lo pensamos así? Porque se dedican a decirnos que debemos atinar a la primera, o a lo mejor estar en juego, ya que de lo contrario no estamos rindiendo y no somos personas exitosas.

¿Cuántas veces no cumplí con mi cometido? Y en una época me culpaba a todo momento. Luego aprendí que no se trata de predecir lo que sucederá o afirmar por completo una escena que esperas. Afirmas quien sos, no lo que según vos sucederá. Y el problema es afirmar que muchas cosas sucederán como las habíamos pensado. ¿Quién podría predecirlo? ¡No podemos hacerlo!

Esa es la razón por la que me ha gustado la frase tan acertada de Radner. Es sumamente de humanos ilusiones pero no llevar aquella ilusión a un extremo en donde gobierna por completo tu progreso. Me refiero a que nos esforzamos demasiado en un solo plan, y quizás no pensamos de manera más amplia. Sería bueno hacer algo que se acoplara a cualquier próximo plan. En donde digas “esto no funcionó, pero progresando en esto llegare a lo otro…”

¡Nos falta pensar en grande! Hay que contagiarnos de ello. Si no logras contagiarte de otros, pues ve alimentándote de ello. Sin más.

Y por eso mi reflexión se centra en pensar de una manera más amplia y menos empedernida a una idea anteriormente fijada. Vamos a hacer de este nuevo mes, una razón para sorprendernos de nuestra capacidad de derrumbar obstáculos, y no de derrumbarnos en el camino. Nunca te dejes caer. Sé más grande que lo que esperabas podrías ser.

¡Les deseo éxitos! Y si vas a tomar una decisión en este mes, pues es momento de tomar la decisión correcta. Todavía estás a tiempo. Dedícate a brillar en la simpleza del "hoy". 

¡Feliz noche!


You Might Also Like

0 comentarios