La Más Grande Propuesta.

marzo 27, 2015



La imagen en español dice “Propósito”.

Esta nueva entrada precisamente tiene la idea de que le demos un sentido a la vida y esto gracias a nuestros propósitos. La vida no se trata del éxito y de lo que obtengamos a través de ello, sino que verdaderamente la vida es un conjunto de sensaciones que llenan tu ser con su entera simplicidad.
 ¿Por qué nuestros propósitos le dan sentido a nuestra vida? Bien, porque cada propósito es aquello que una vez lo logras te genera una infinidades de sensaciones. En ciertas ocasiones, tenemos propósitos incorrectos. La pregunta es: ¿Cómo saber cuándo ese propósito no es real? Cuando no es de corazón, porque si lo logras solo vas a saber que lo has conseguido pero no te va a saciar. Es como morirse de sed y beberse un vaso con agua. ¿Qué hace el agua en sí mismos? Nos alivia, nos hace sentir frescos. En comparación con la vida y aquello que deseábamos y se logra; es muy parecido.

La más grande propuesta para el día de hoy es esta: Ten propósitos. Estos no van a ser tu felicidad completa, pero están de la mano con ella. La felicidad en cada ser humano es muy individual, y me refiero a que aquello que me hace feliz a mí, es probable que a ustedes no. Cada ser humano es diferente al otro, es por eso que cabe mencionar que esto de los propósitos tiene su gran semejanza. Y como tiene esa gran similitud, es importante prestarle atención a lo que deseamos, a lo que un día nos hemos despertado y hemos dicho “Voy a lograrlo”.

Ese coraje de decir que vamos por aquello que nos hemos fijado cumplir, es parte de tener un propósito en la vida. Sea como sea que eso se encamine, no dejes de tener un propósito. Cada sueño, cada propósito le da más vida a tus días. Y sabemos que “vida” es igual  a decir “felicidad”. Cuando decimos “Esa no es vida” es porque vemos infelicidad. Tiene sentido que “Vida” y “Felicidad” sean uno mismo.

En experiencia propia, puedo decirles que alguna vez me llegué a sentir tan decepcionada de todo y no quise que nada sucediera, es como si nada me hubiera importado. Esto es parte de la vida –la decepción, la infelicidad- y un día me sentí tan molesta conmigo misma por haberme abandonado. Desde aquel entonces soy una persona nueva, porque decidí ser quien deseaba ser y decidí ir por aquello que deseaba sin importar cuanto me llegase a costar. No lo digo para que se me tome de ejemplo, sino les digo esto porque deseo que pensemos un poco en lo que nos merecemos. Cada uno y una de ustedes se merecen lo mejor, y así es como quiero que estén.  Por eso quiere que si una vez pierden importancia en la vida, se den cuenta de cómo se abandonan y cómo abandonan tanto que la vida puede ofrecerles.

Este es el consejo que deseo se lo lleven para la vida y no para el momento. Tengan la certeza de que tengo razón en esto. Todo cambia cuando decidimos ir por lo que deseamos, porque te llenas de satisfacción y de mucho amor.

¡Tengan una buena actitud, sean buenas personas y sonrían!

¡Feliz fin de semana de adelanto! 


You Might Also Like

0 comentarios