¿Naces o te haces tolerante?

enero 11, 2015



Deseaba terminar esta semana con un interesante tema o al menos yo lo considero importante. Mis razones se basan en que el mundo carece de él y eso orilla a muchos problemas dentro de nuestra sociedad, por supuesto,  me refiero a la tolerancia.

El “tolerar” es “aceptación”. Vamos a esto de que muchas personas dicen tolerar y van por la vida criticando a los demás, otras toleramos y no entendemos porqué existe un enorme problema con respecto a la intolerancia.

Mucha de esta respuesta se basa en la educación y en la terquedad que existe. Véase que hace muchos años los temas que tratan sobre la vida sexual tendían a no ser mencionados, y ahora estamos en una época en donde los tapujos se están perdiendo. En épocas pasada se educaba de una forma más “fija”, con esto me refiero a que viéndose que mucho era incorrecto y de ninguna manera se permitía. Hoy ya no debe seguir siendo así y el mundo sigue sin entender que a medida que los años pasan, el mundo se transforma y el quedarse estancados en el pasado provoca un choque, que por consecuente forma bandos, es decir, desigualdad.

La terquedad es el no dejar de un lado los prejuicios. Alguna vez escuché a alguien decir “Entiendo, pero no es correcto”. Léase y analícese: Sabe que sucede pero lo critica porque le parece descabellado. Al momento en que alguien critica no lo está aceptando. Esto debemos entenderlo. Entender que algo sucede no es aceptar. Cada persona entiende lo que quiere y eso no significa que vaya a aceptarlo, ¿Cierto?

Justo en este punto de la vida, en lo que el mundo está situado… ¿Aun se tienen prejuicios? Y dejando la educación pasada, porque lo que ya fue no se puede “cambiar” del todo. Me refiero a que la misma juventud se pone en contra. Las personas jóvenes que tienen su familia, educan al prejuicio. ¡LA EDUCACION! OJO, esto es importante entender. Debemos educar para el respeto y la aceptación.

Desde el momento que un padre o una madre joven se espanta ante la supuesta “diferencia” en el mundo, está generando a sus hijos esta educación o en el futuro van a generar a humanos prejuiciosos. Es lo inculcado lo que viene a traer un problema desde el primer momento pero eso no lo es todo.

Cada uno de nosotros crece y es como es mayormente por lo educado. Pero otra gran parte somos nosotros quienes aprendemos y tomamos lo que queremos y lo que no. El saber decidir. Todo esto forma parte de la socialización. Con esto deseo a llegar a que si la sociedad juzga y critica a morir también es porque así lo quiere.

No vamos a echarle la culpa a nuestros padres de lo que somos, porque ellos nos dan una base pero lo demás es nuestro. Sino vengan a decirme porque hay padres brillantes con hijos e hijas delincuentes. Se les inculcó pero sus hijos decidieron arrojar a la basura esos valores y decidieron ser quienes realmente son.

¿Se entiende mi punto de vista? De que esto no se trata de educación nada más, se trata de la independencia que cada uno de nosotros tiene para decidir y crecer.

 Y el gran problema viene también porque la mayoría de las personas absorben lo que la sociedad dice y no se pone a sí mismo o misma su propio juicio sino que se lanzan a NO PENSAR. ¿Chistoso? Tal vez, aunque este amor por el “NO PENSAR” causa tanto problema entre nosotros y no es justo para quienes no hacen daño, sino que solo son quienes son y se quedan sometidos antes un prejuicio interpuesto.

Se forman conceptos absurdos o a diario se decide pensar en tantas cosas que no son importantes, dejándose de un lado los valores que se están perdiendo. Seré muy franca: Podes tener tus valores, pero el mundo no sos vos y lo que penses que seas no te hace mejor, el punto es que vas a ser un gran humano si desplomas respeto. 

A mí me vale si mi vienen a decir que sus padres les dijeron que así era, porque eso no es válido actualmente. Lo valido es transformarnos y no estancarnos. El sentido de esta entrada es decir que lo importante que es ACEPTAR. Con aceptar no se trata de que vayas a hacer lo mismo. Esto es lo no entienden las personas. Aceptar es dar por hecho que cada uno de nosotros es diferente y que eso NO ES MALO.

Cada quien puede pensar, hacer, no hacer lo que plazca mientras no haga daño a nadie. Si te molesta alguna de las tres estas mal, y seguramente no vas a llegar a generar ningún cambio positivo. No me importa decirlo: Soy intolerante a la intolerancia. Porque yo creo en el respeto y valor que cada buen ser humano merece.

No más críticas o malos tratos. No más actos sangrientos u ofensivos por no poder ser tolerantes. Ya no más a la intolerancia. Dejemos de alimentar de odio o de crítica, que eso nos dirige a la dirección correcta. Debemos generar apoyo el uno al otro, no alejamiento.

Alguien dirá que está bien creer en lo que se cree, y yo diría que sí. Lo que está mal es excluir y juzgar, porque nadie tiene derecho a hacerlo. Y si lo piensa, que mente tan pobre de intelecto se debe tener.

Supongo que hace mucho no escribía una entrada así, pero quería retomarlo nuevamente porque considero que es tan importante recordarlo. Respeto opiniones, pero no la falta de respeto. Eso nunca va a ser correcto. Si alguien se ofende por esto me parecerá bien, porque en el fondo sabe que está haciendo muy mal de excluir a otros.

Que pasen una linda noche.


You Might Also Like

0 comentarios