A veces te das cuenta que...

enero 16, 2015



Sin duda, a veces nos damos cuenta de tantas cosas que es imposible no querer comentarlo. Es seguramente uno de esos puntos de vista que se dan al azar y que no dejan de tener su sentido.

Esto no se tratara de mi persona, sino que se tratara de todo lo demás. Desde que naces, es como si ya tus padres van a guiar tu vida desde un comienzo para soltarte cuando ya seas lo suficientemente adulto y maduro para alzar el vuelo, ¿Cierto? Lo es, y cierto o no, en verdad que la vida a veces se trata de un aburrido “plan a seguir”. Bla bla bla, en verdad que esto a veces apesta.

¿Por qué debe ser así? Me dirán que quiero ser rebelde, pero esto a veces es absurdo. No hablo de reglas, porque deben existir. No hablo de justicia, porque si jodes a alguien en esta o cometes una estupidez debes hacerte responsable. Esto se centra en nosotros mismos.

Todo es tan “calculado”. Si sos una mujer, te vas a caracterizar por un caminado, tus gustos, tu manera de ser, tus profesiones, el hecho de que amas a los hombres, tu color favorito, que si tu voz debe ser aguda porque sos una nena. Si sos hombre, te vas a caracterizar por mucho de lo anterior, pero debes ser macho y ni se te ocurra llorar, que eso no te pertenece. Ni se te ocurra escuchar música muy femenina, porque eso hace que duden de tu sexualidad, que si tus gestos, que si debes ser un macho alfa… ¿No les parece tan absurdo que se haya construido esto?

Para mí lo es. Desde mi punto de vista, esto solo ha empeorado lo que es hoy. Digamos que de pequeños si me resulta valida esa guía, pero aun y con la enseñanza, el humano tiende a tomar más los valores que cualquier otra cosa. Pensemos más en el hecho de “generar grandes humanos”, no “grandes mujeres y hombres”. Ser mujer y hombre es lo que caracteriza físicamente, pero no mentalmente. Tomas los valores –sumamente vitales en cada persona- y decidís lo que será de tu vida y que eso sea aceptado.

Se lee como alguna fantasía, porque hasta cuando ya llegas a la adultez se meten en tu vida y tus decisiones. Yo suelo poner las cosas sobre la balanza, ¿Saben? Yo suelo ver lo que es justo y lo que realmente pensamos. No es mi estilo hablar de lo que se implementa, porque vino una vez alguien y dijo que iba a ser así, y convenció a muchas personas que debía ser así y hasta pudo haber manipulado.

Lo que dicen que es un orden, verdaderamente no lo es. Un orden debe hacer felices a todos, sin excepciones. Pregúntense: ¿Todos en el mundo gozamos de felicidad? Hasta pregúntatelo, porque la cruda realidad es que no. ¿A eso le llaman orden, bien, lo ideal, lo que es correcto?
Bien, es aquí en donde pienso que deberíamos de simplemente decirnos y convencernos unos con otros que si caes en lo anterior te conviertes en otro prisionero más y dejas de ser alguien que se apropie de tu vida.

Simplemente ve y haz de tu vida lo que desees, ve porque a los demás no les importa. Y si eso les ofende, es porque se intimidan de ver a una persona capaz de ser libre de decidir lo que desea de su vida y que realmente ellos siguen presos.

Breve, pero una opinión más. ¡Pasen una bonita noche!



You Might Also Like

0 comentarios