El 2015: Vamos a paso seguro.

enero 01, 2015

 

Escribí una entrada para despedir el 2014 y ahora escribo una que recibirá este 2015 como debe ser. No seguiré sin antes decir que me ha encantado que en el 2014 hubieron muchas visitas y que espero este 2015 se dupliquen. Gracias a toda aquella persona que me ha leído, de verdad, para mí significa muchísimo.  Esperando por otra parte que el día de ayer haya sido bueno, si no fue así, no te martiricen por eso.

Así que, el 2015 ha llegado. ¿Ya tenes una idea de tus próximas metas?  Sabrán, tengo varias metas pero tampoco por montones. Muchas veces decimos “Quiero esto…” y quizás no es tanto el pedir, sino el hacer. Del 2015 podemos hacer de un buen año pero lo será si te esfuerzas y obras muy bien alrededor del año.

Como cada año que se esfuma, vendrán momentos difíciles, tensos, complicados y hasta muy tristes. Debemos estar preparadas y preparados para lo que venga. Es por eso que además que querer promover una motivación con esta entrada, es querer darle énfasis a las claves para que las cosas sucedan. Para que sucedan debes moverte, caerte y levantarte.

CONSTANCIA: Seguramente luchar es una clave pero no en si simplemente esforzarse si cuando te hartes va a tirar la toalla. El ser constantes no indica que vas a conseguirlo fácil, sino que te permite avanzar. ¿Cómo? Avanzas en la técnica, esto por lo aprendido. Avanzas y te acercas más a tu objetivo, siendo que este sucederá cuando corresponda.

La clave está en que no te detengas y seas constante, ¿Ven cómo esto cambia? Se escucha muchísimo mejor y es ahí cuando debemos comprender que no solo cuenta “querer”, sino que “querer es poder”. Esta frase indica “lucha y constancia”. No solo se trata de aconsejar luchar, es a eso a lo que deseaba llegar.
FE: Falta nos hace tener mucha fe en nuestra vida. Cuando hablo de fe, no me refiero a ninguna cuestión religiosa, y no pretendo hacerlo porque no todas las personas comparten mi creencia. La fe está en la creencia de sí mismos y la vida misma.

Diciéndolo más directamente: Cuando careces de fe, entras en el pesimismo y esa mala vibra hace que las cosas sean más difíciles de alcanzar. Es por eso que debemos dejar YA el pesimismo y comencemos a tener fe de lo que puede suceder y de lo que podemos lograr.

No se trata de cegarte y decir que todo estará perfecto, porque no estamos en Disneyland. Se trata de tener esa esperanza y abrirnos ante nosotros una posibilidad que en el futuro alcanzaremos. Es ahí a donde quería llegar.

TOMATE TODO CON CALMA: ¡Respira muy hondo! ¡Expúlsalo! Ten paciencia, ¿Si? Practica el hecho de no tomarte las cosas tan enserio siempre. Habrán muchas que indudablemente si, y es muy normal a veces desesperarnos pero no te pases la vida con esa presión de lo que queres suceda.  No es así como funciona, créeme.

Ve a tu ritmo y dependiendo de ello será como te exijas. Si las cosas se están dando muy lentamente, no presiones para que se den rápido. Por más que desees que suceden antes no se darán. Todo sigue su propio y de cierta manera, se trata de ajustarte a ello y enfrentarlo a lo que va. Desesperarte provoca que quedes fuera del “juego”, es decir, que no sucederá.

NO TE AFERRES: Aferrarse no siempre es bueno, y esto lo digo por experiencia. Aferrarse es como entrar a un juego turbulento, porque quizás no te conviene y como te cerras en ello, te quedas ahí perdiendo el tiempo con lo que no te va a llevar a ningún lado.

Debemos tener esa certeza de que lo que queremos no siempre puede ser, esto porque puede que no te convenga o no es para vos. Cuando comencemos con algo, debemos tener en mente varias perspectivas de lo que puede suceder  y así mismo nos abrimos los ojos ante cualquier realidad que se nos presente.

¡Prepárate para todo! Ni vivas en Disneyland y tampoco tomes el pesimismo. Veamos la realidad y no nos adentremos mucho a todo.

NO HAGAS TRAMPA: Todo a su medida, a su límite y jugando limpio. Nunca trates obrar incorrectamente porque todo se volteara y usualmente termina siendo peor.

DISCIPLINA: Tenla SIEMPRE presente, ya que gracias a ella no solo las cosas se pueden ir dando mejor, sino que gracias a la disciplina suele darse mejor de lo que esperabas. Me refiero a que sucederán pero mucho más bueno.

ARRIESGA: Si es necesario lánzate, porque a veces las cosas van a ritmo inadecuado y la única salvación es arriesgarse y cambiar los planes. ¿Me explico? ¡No tengas miedo! Básicamente el miedo que surge es al riesgo.

Créanme, el riesgo es de lo mejor. Saborear la victoria luego haberte arriesgado y que seguramente existía esa posibilidad de fallar.

OJO, debes aprender a saber cuándo arriesgar. No todo a merita que lo hagas, así que esta clave es en caso de que lo necesitas y te surja ese chance.

¿Qué les pareció esto? Me refiero a que estas son las claves que yo compartiría debemos no ignorar y simplemente debemos alimentar más en este 2015. Evitemos que el 2015 sea igual que el 2014. Nada es mejor que estar viviendo algo diferente y aprendiendo más tras nuevas vivencias.

De antemano, les deseo que este 2015 se llene de amor, éxitos y bendiciones. ¡Dejemos el 2014 atrás! ¡Ese ya murió! ¡El 2015 nació y necesita crecer!

Confíen, de verdad, porque en esta vida todo es posible. 


You Might Also Like

0 comentarios