Visitas

lunes, 21 de noviembre de 2016

# 2016 # Anorexia

¿Cómo detectar un trastorno alimenticio?


Los trastornos alimenticios considero deberían ser parte de la mayores preocupaciones a nivel de salud pública y de los padres y familia en general. Sigo creyendo que no se entiende la gravedad de los mismos y tampoco hay un enfoque constante para apoyar a estas personas que los padecen.

Es común que diga “es gente que no quiere comer”, y las maneras de identificarlo van más allá de esa característica mal dicha. Para decir que es alguien que no desea comer aplicado a un trastorno alimenticio, lo correcto es decir lo siguiente: Es un miedo irracional a comer. No es que no quieran comer, si naturalmente sentimos hambre. Se rehúsan a comer para adquirir peso, puesto a que las calorías se entienden como una razón para engordar y no para nutrirse.

Ahora, voy a comparar dos trastornos alimenticios más comunes: Anorexia nerviosa y bulimia nerviosa. Seré mas especifica en cada una, para que sepan si alguien que conocen o un familiar tienen uno de estos trastornos.

Anorexia Nerviosa

Se caracteriza mucho por los ayunos prolongados, gran pérdida de perdida corporal y la distorsión corporal extrema. Empieza por una imagen corporal llena de leves defectos, pero cada vez estos se vuelven más exagerados. No tomemos la palabra” exageración” como un motivo de decir que están siendo dramáticos y dramáticas, sino como algo agrandado de sí mismos y sí mismas.

Es común que estas personas mientan todo el tiempo acerca de la hora en que comieron, lo que comieron o que sobre la mesa digan que comieron antes y apenas probaran los alimentos. Son excusas muy comunes, así como la limitación a ciertos alimentos (un grave error al momento de alimentarnos).

La caída del cabello, la piel seca, la piel pálida (en signo de enfermedad y no de color natural de piel) y uñas quebradizas. La pérdida de peso abrupta.

A nivel de comportamiento hay que fijarnos en lo siguiente: Irritabilidad. Estas personas se muestran desesperadas y ansiosas acerca de todo. Es común que esto suceda por la falta de energía. Sus cuerpos están pobres en alimentos, y cuando no hay reservas de nutrientes… A nivel nervioso surge esa alteración por la falta de los mismos.

Mucho ojo con lo siguiente: Mareos y desmayos repentinos y con mucha frecuencia.  También presentarán dolor de cabeza muy fuerte sin ningún motivo (en caso de que no padezca de migraña).


Bulimia Nerviosa.

Se caracteriza por periodos de atracones, los que deben ocurrir de 2 a 3 veces a la semana durante 6 meses para ser diagnosticado. La cuestión es que además de atracones, está el uso de laxantes, diuréticos y ejercicio vigoroso (este último es poco común).

Físicamente, no hay gran pérdida de peso corporal. Recordemos que la bulimia puede darse en cualquier tipo de persona y quien menos imaginemos.

Es normal que frecuentemente estén en el baño, y sobre todo la espera luego de cada comida que puede ser inmediata o después de 2 horas.  También presentan irritabilidad, pero es mas el hecho de un comportamiento muy misterioso. Todo lo que conlleva el hecho de vomitar los alimentos es una situación que deben esconder.


En muchos casos, hasta se han encontrado casos de quienes vomitan en calcetines o prendas en las que se puedan guardar cosas. Es un extremo muy grande al que se puede llegar para ocultarlo, entonces la actitud repentina que se muestra muy aislada es fundamentalmente de observación.

En ambos casos: Persiste un comportamiento errático hacia los alimentos.

El otro día alguien me decía “no quiero comer esto, porque no quiero engordar”, y el alimento era tan bajo en calorías y luego llegue a la siguiente conclusión: También muchas personas que padecen de ortorexia (obsesión por la alimentación saludable) pueden orillarse a un trastorno con mayor complejidad. No se crean que la ortorexia es una cuestión de “quiere cuidarse”, si realmente ningún alimento es malo, sino que depende de cómo estos se preparen.

Hay quienes omiten muchos alimentos y empiezan a presentar deficiencias. Con el tiempo, se inducen a un trastorno alimenticio puesto a que la anorexia nerviosa puede considerarse cuando hay malnutrición y no solo en el sentido de un trastorno mental.

Inclusive, ahora puede llamarse trastorno por atracón a una persona que durante 2 a 3 días a la semana en 3 meses presentan una alimentación excesiva. Esto se piensa era exclusiva de la bulimia nerviosa, pero aquí no hay uso de laxantes ni diuréticos y tampoco ejercicio vigoroso.

La situación es que aquí también se presenta la angustia luego de la sobrealimentación, pero no necesariamente es lo mismo. Aquí es más marcado el hecho de que se llega a una saciedad incómoda, puesto a que se ingieren alimentos a un punto de que sobrepasa los límites.

Podemos crear una relación uno con otro, pero comparten características. Significa que no hay excusas para no prestar atención y no identificarlos.

¡Espero esta entrada les haya servido!


Publicar un comentario

Suscríbete