Visitas

jueves, 21 de enero de 2016

# 2016 # Escribir

Lo que los escritores deben saber.


En ninguna ocasión dije lo que verdaderamente quisiera decirles a todas esas personas que escriben. Siendo que escriban de una manera de desahogo, por cuestión de amor y profesión, o porque simplemente lo hacen para ustedes mismos; les convierte en escritores y escritoras.

¡Yo soy una escritora! Eso significa que soy una amante de las letras y no es un secreto para quienes me leen. La escritura juega un papel importante en mi vida. Pienso que jamás dejare de escribir. Cada letra esta tatuada en mi misma.

Tomo la escritura de una manera muy diferente y con el tiempo me doy cuenta de cómo tomo la escritura en mi vida. Para mí es importante compartirla, pero no es más importante que sentirme bien con lo que escribo. La crítica constructiva me gusta de quien tenga un don en la escritura, no de quien dice escribir o que quizás como yo esté intentando mejorar a diario. Si vas a criticar, debes ser mejor. Esa es una ley de la vida.
Y he aquí lo que desencadena mi nueva entrada, y no sé si ya tienen algo en mente sobre: ¿Qué es lo que los escritores deberían saber?

No todos y todas escriben como vos. Si haces una crítica a un escrito, ten la certeza de que te basas en la narrativa, reglas gramaticales, ortografía, coherencia en los tiempos y como se enlaza una oración con otra. Es un error que critiques un escrito porque no luce como lo que vos escribís. Así que, tengan un juicio muy amplio, ¿quieren?

Una crítica no te define como escritor o escritora. Me costó entenderlo, ¿saben? Y la crítica sirve para que te sepas amoldar a los tipos de mentes que leerán tu escrito. Cada mente tiene su ideal en la escritura y su propia idea de algo. Entonces, no penses que no sos buena o bueno. Al contrario, vos mejora con cada crítica constructiva o mala.

No sos una especie de diosa o dios griego por escribir muy bien y tener ese talento; que más que un talento debe ser un don. Te aplaudo tu talento, pero no te creas lo mejor en las letras y mucho menos vayas a criticar injustamente a otros por esa ilógica razón. 

El ego nunca te servirá de nada. Comienza a darte cuenta que la escritura de transforma con el tiempo. Si escribís también para otras personas, ¿crees que tu manera de escribir debe estancarse? Porque aunque vos tengas tu propio estilo, debes adaptarte y aprender más. Nunca te estanques, porque en las letras nunca se deja de aprender.

Medí tu memoria y concentración. Esto lo menciono porque a veces creemos que podemos escribir miles de historias a la vez. Aconsejaría que te concentres en la menor cantidad de novelas posibles. De repente vas a casarte de una, dos o hasta tres… y no queremos dejar novelas olvidadas. Así que, vos tenes que analizar tu tiempo y qué tanta capacidad tenes para una historia y para otra. Verás que algunas necesitaran de más tiempo.

Te servirá leer de diferentes tipos de géneros.  Nunca se sabe si descubrís que se te da el terror, por ejemplo, y quizás antes decías que lo tuyo eran las historias de amor. Una vez te empapas de varios géneros, sabes cuales géneros te atraen y como llegar a ese género con exactitud.

Inspírate de lo que otros escriben para que no te desanimes. No me refiero a que copies ideas, ¡ESO NUNCA LO HAGAS! Pero si una temática te atrae, vos dale un giro rotundo y sácale jugo a esa temática que te inspiró de otros escritores.
Concéntrate en conectarte con quien te lee. Trata de atrapar al lector con tus palabras y que pueda sentirlas. No hay una manera, más que la de ser vos misma o mismo al momento de escribir y compartir.

No se trata de la cantidad de lectores que tengas, ¿de acuerdo? Se trata de que envíes un mensaje en ellos. No seas de quienes escriben temas controversiales porque quieren fama. Recuerden, el verdadero escritor perdura en el corazón de los lectores con el pasar del tiempo. Y sea o no que luego sigas en ello, les aseguro que con el pasar del tiempo les recordaran porque se conectaron con sus historias. 


La razón por la que escribo de esto, es porque no nos detenemos a pensar en nada más que en lo que escribimos y ya. Escribir por amor es un don, conectarte con los lectores es un don aun mayor y disfrutarlo es lo mejor que podes hacer como escritor o escritora.

¡Feliz noche!

 ¡Sigan escribiendo o leyendo! 


Publicar un comentario

Suscríbete