Visitas

domingo, 28 de diciembre de 2014

# Amor # Pareja

¿Crees estar en una relación toxica? ¡Aprende a detectarlo!


¿Alguna vez te preguntaste lo que estar dentro de una relación adictiva? Seguramente estando dentro de una relación no queremos preguntarnos esto.

Esta nueva entrada se trata precisamente de las relaciones tóxicas y como aprender a identificar si estas dentro de una o si en alguna ocasión lo estuviste.

Antes que nada, ¿Qué es una relación adictiva?

Una relación adictiva es un furor completo. Comprenderán que denominarle “adictiva” hablamos de una dependencia. Una relación adictiva se basa en la extrema dependencia de la otra parte de la pareja.

Este tipo de relaciones ante terceros se pinta como “perfecta”. Esto porque quienes viven dentro de una relación adictiva se ciegan ante esta realidad y siempre –indirectamente- van a decir solamente lo buena pareja que son y solo resaltaran lo positivo de su amado o amada.

Una relación adictiva tiende a pasar por largos y repetitivos ciclos en donde existen peleas y desacuerdos que en un momento muy pasional volverán a estar juntos.

¿Por qué se manifiesta mediante este impulso pasional?

Sabrán, teniendo tantas dificultades entre la pareja siempre existe esa enorme atracción que desde un comienzo les ha unido. Cuando en una pareja no existe del todo un entendimiento o una conexión espiritual propiamente, se verán unidos ante la pasión que está muy fuera del entendimiento. La pasión se basa en el enamoramiento y atracción física, no se basa en el lado espiritual que une a dos individuos. Véase que esto es curioso, ya que se tiende a creer que la atracción une a dos personas, cuando sin esa conexión espiritual esto siempre terminara acabándose. 

Es así como una y otra vez este tipo de parejas terminan y vuelven reanudar su relación muchísimas veces y no es precisamente el amor verdadero el que aquí les une. Es por eso que muchos psicólogos han catalogado a las relaciones adictivas con las adicciones a las sustancias –drogas- ya que se tienen esas mismas reacciones al no poder consumir.
Cuando estas relaciones pasan por esos periodos en los que en cualquier momento existirá una separación, ambas partes o una de las dos, entra en un “síndrome de abstinencia”.
Esto significa que habrá ansiedad, miedo, desenfreno y es por eso que ambas o una de las partes es capaz de hacer lo que sea para que esa persona este a su lado. OJO: Esto no es hablando en un aspecto romántico. Este tipo de relaciones al ser dependientes, buscan el beneficio propio y nunca se busca dentro de ellas una paz. Todo aquí se maneja bajo la ira o el pensamiento irracional.

A veces el “hacer lo que sea” por mantener a esa persona a tu lado, indica una fuerte dependencia, ya que si no se consigue, esa persona podrá hasta caer en depresión tras el profundo vacío. “Dependencia” y “vacío” muy ligadas. Ya analizándolo, es normal entrar en una enorme tristeza, pero ya sentir un vacío es que esa persona era tu vida completa. Significa que no es una relación sana.

Otra manera de explicar lo que lleva a caer a una relación adictiva, es el hecho de “ser adictos a el amor”. En muchas ocasiones podemos adorar el sentirnos enamoradas y enamorados, pero ser adictos al amor viene nuevamente a eso de que no nos importa nada más que esa persona.

Se ha explicado que quienes caen una y otra vez en relaciones turbulentas o escogen a una mismo tipo de pareja del que tienen consciencia les hará un daño, es porque son adictos al amor.

Este es un problema grande, y tal vez no se tome con la seriedad que debe ser. El caer en relaciones tóxicas solo traerá grandes problemas en un futuro. El estar con personas que te harán un daño, es como recibir al abuso en tu vida. Precisamente esa dependencia es falta de amor propio y es ahí en donde vemos que todo ese amor se lo entregamos a esa persona y se le permite haga con él lo que le plazca.

Personalmente, pienso que no buscamos de quien enamorarnos pero una vez una relación nos está haciendo un mal debemos dejarla. Si nos cuesta dejarla a sabiendas de todo lo que volveremos a sufrir es que somos dependientes y necesitamos buscar ayuda.
Espero esto les haya dado algo en que pensar y que lo mantengan presente. Necesitamos estar en relaciones sanas, ya que las relaciones se tratan de buscar felicidad y plenitud, de acogernos y sentirnos en protección por alguien más, no todo lo contrario. 


Publicar un comentario

Suscríbete