Visitas

jueves, 21 de agosto de 2014

# Diario # Mente Positiva

Tiempos de espera: Ideales.


¡Fue un miércoles de locos! Es lo primero que se me ocurrió para comenzar esta nueva entrada. Esta nueva entrada es una recopilación de lo antes sentido... Digamos que es sobre mi -En realidad lo es- y sabrán, no hay emoción que no quepa en mi.

Empezando por las vacaciones que ya tengo en mis manos, y porque después del martirio fue un buen semestre. Venia de una época "estancada", en donde nada me estaba saliendo bien, en donde no confiaba en mi esfuerzo.

Esto me subió los ánimos demasiado, ahora me queda descansar, disfrutar y anhelar que estas dos semanas estén llenas de escritura, no se, solo deseo disfrutarlas.

En días como ayer -llenos de tensiones y nervios- fue de sorpresas e impulsos. Sabrán, pasa que a veces pasamos por historias a historias. Yo tuve la mia junto a 'alguien' y encontrarle ayer fue una sorpresa. No estoy segura de decirles que fue emocionante, pero no estuvo mal.

Soy esa persona que pase lo que pase, le deseare lo mejor a los demás. Dicen que la mala vibra es como cargar una enorme piedra en tu espalda... Así que, le he deseado lo mejor. Vi a esta persona muy llena de emoción por mi, me lleno de abrazos y me dijo mil veces "Ahora estoy bien porque te vi".

No hay rencores, no hay nada de lo que me arrepienta. Al contrario, aprendí mucho de haber conocido a esta persona y creo que en su caso puede ser en una mínima parte lo mismo. Comprendí muchas cosas, no voy a decirles que no.

De alguna u otra forma, las personas aprenden a apreciarte y a darse cuenta de lo que se perdió. Es como una ley de la vida, saben, si no aprecias a los tuyos o a quienes de verdad te quieren, no llores de perderlo después. Todas las personas se cansan, y fue mi caso. Hasta cierto punto hubieron intentos y fue un error. Me di cuenta que por mas que lo desees, hay cosas que no podrán ser.

***

No me dirán que es mentira, esto ha sido asi. Vamos de cada a cada persona, que cada una de ellas no deja aprendizaje, momentos y errores de los que vamos a reiterar y ser mejores personas.

En estos meses también me encontré con buenas personas en el camino. Amistades geniales, a las que conservaré y les he dado el visto bueno. No solo amistades, sino que personas por las que vale la pena arriesgarse.

De acuerdo... ¡Ayer fue loco por una de estas personas! Esos impulsos que cometemos y que sentis aquello de *Mi maldito orgullo... Adiós orgullo*. Expulsé lo que pensé en un momento, y que por un instante iba a no atreverme pero ya lo hice... ¡Lo hice les digo! 

Me encontré con algo bueno y tedioso, pero aquí vamos de nuevo a una reflexión: Si no lo intentas, no podes saberlo. Es básicamente lo que ha viajado por mi mente y voy a intentar en esta ocasión.

Por alguna u otra razón que desconocemos, hay personas que no queremos ver lejos y que si te quedas con tu orgullo atascado, solo vas a arrepentirte luego. No me arrepiento, a estas alturas siento que no estuvo mal... 

No creo poder decirles con exactitud lo qué es... Si esto vale la pena o trae algo -bueno o malo- voy a compartirlo brevemente o a medias.

Si estoy algo inquieta por esto. Voy a esperar lo mejor, voy a ver que sucede y si es bueno, repito aquí estaré diciéndolo mil veces.

Si arrojas el miedo por ciertas personas, debe ser por algo. Soy fiel creyente de que todo tiene un propósito. Sea o no un propósito enorme o no, pero lo tiene.

***

Como otra moraleja... Aprendí a creer en mi. Tal vez estuve en el peor momento antes, y ahora las piezas del rompecabezas esta colocándose en su lugar hasta completar la misteriosa imagen que posee.

¡No hay excusas! ¡No hay temores! ¡Hay muchísima capacidad en si mismos!

A creer como dementes, a mucho delirio y confianza. Todo es posible, solo es que las cosas se dan en el momento indicado y debemos practicar la paciencia. Creo que cuando las cosas POR FIN se dan, es porque ese empujón ya es necesario, ya nos toca y es momento de actuar.

Verán, trato de ser positiva y creo que serlo, es casi una clave. A veces es difícil -Lo entiendo a la perfección y lo he vivido- de comprender que debemos serlo cuando todo es negativo, pero que algo de positivismo exista. Eso nos fortalece, créanme.

Cuando algo les importa, sabemos comprender esto hasta cierto punto...

¡Bien! ¡No me voy sin desearles un FELIZ JUEVES!

Hoy me espera un día con mi mejor amiga, quizás de incomodidad y estar con los míos. Ustedes disfruten del suyo... ¡Arrrrre! ¡Adiós caras largas y bienvenidas las sonrisas!




Publicar un comentario

Suscríbete