Visitas

sábado, 1 de julio de 2017

# 2017 # Julio

Hey, July!

¡Heyyyyyyy! ¡No sentí el pasado mes! Se fue tan rápido, que es imposible no comentarlo. Junio fue un mes que quizá no fue el peor, pero tampoco el mejor. Como dicen por ahí, a mal tiempo buena cara. No duden de empezar este nuevo mes con la buena vibra que debe caracterizar la vida.

Quiero comentarles que me siento emocionada por mi libro Adicto A Ti. No pudiera sentirme mejor con la buena vibra y el apoyo, de verdad, muchas gracias por eso. También agradezco por las visitas a mi Blog, a pesar de que no soy una persona muy activa por cuestiones de agenda. Muy pronto voy a escribir acerca de los detalles de mi próximo libro. Si les encanta el romance y la pasión, ¡tienen que leerlo!

Para no aburrirles, sigo con la finalidad de esta entrada: Reflexionar.

El pasado mes tuve molestias por la misma falta de razonamiento y el orgullo excesivo. No digo esto con el afán de ofensa, sino que a veces no pensamos en lo que hacemos y no tampoco pensamos en lo que podemos perder por actuar de esa manera.

Primeramente, no tenemos que sentir que el mundo está a nuestros pies. En parte, considero que es un poco de ego, pero nuestro orgullo de pecar de ingenuos y sentir que nuestros errores son justificables e inofensivos, está muy mal. Créanme, nadie peca por gusto y porque si. Somos pecadores desde siempre y con consciencia, así que, no tenemos que sentir que el mundo tiene un problema con nosotros y que, por ende, debe estar a nuestros pies. Eso es un tremendo error.

Pensemos en lo que se pierde por sentirnos de esa manera, que no es más que una idea mal estructurada. Hay miles de historias por escribirse, por lo que, no recomiendo cambiar el curso de la vida por este tipo de ideas. Digamos que es normal defendernos, pero lo indefendible ni con un millón de dólares. No crean que pueden librarse de sus actos, porque cada persona tiene responsabilidad.

Yo confieso ser muy orgullosa, pero no llego al extremo de perder lo único que tengo en esta vida. No es justificación darle un mayor honor a lo que es fugaz y dejar ir lo que hasta el momento pudiera haber sido permanente. ¿Entendemos la diferencia?

No me queda más que invitarles a pensar acerca de esto o tal vez, identificarse un poco al aplicarlo en algún contexto de sus vidas.

Disfruten de este nuevo mes y actuemos con honestidad. El ser sinceros y sinceras nos encamina en esta vida a esas puertas que deseamos descubrir o encontrar. ¿Suena interesante, cierto? Por ello, nunca se casen de buscar aquello que les provea un crecimiento.

¡Feliz Mes y que todos sus sueños se hagan realidad!



Publicar un comentario

Suscríbete