La princesa Mako renuncia a su estatus imperial por amor

mayo 19, 2017


No suelo publicar mucho este tipo de noticias, pero ha dejado al mundo boquiabierta la decisión de la princesa japonesa, Mako. No es como una joven cualquiera y común, ella tiene un imperio que seguir. Ya saben, esas historias que solían escucharse antes, pero sigue siendo una realidad. Es la nieta de Akihito e hija del príncipe Akishimo.

Para ser parte de ese imperio y seguir adelante con el mismo, ella debería casarse con alguien de la realeza y sus prospectos son mayores de 40 años. Ella apenas tiene 25 años pero no deja de ser una adulta y sabe perfectamente en donde se encuentra su felicidad.

Se enamoró de un plebeyo, llamado Kei Komuro. Él trabaja en un bufete de abogados y se conocieron en la Universidad. Estos dos jóvenes de la misma edad, han decidido casarse y ella despojarse de su imperio.


Yo, como una romántica empedernida que soy, necesitaba compartir esta noticia porque me fascina la postura de Mako. ¡Esa es una mujer de verdad! Ella no necesita de un imperio para ser feliz, sino que necesita estar con el chico que tanto quiere y tomar una decisión radical con su vida.

Sabemos que, si ella sigue con el imperio, se ve obligada a casarse con un hombre que no ama y no sería ella quien pueda hablar.

La situación esta complicada, porque Mako decidiría al próximo hombre que llevaría el mando pero al casarse Kei, renuncia por completo y el trono tendría quedar en manos de otro hombre, y el único es su hermano menor de 10 años.

¿Se imaginan la situación por la que debe estar pasando?

Mucha gente puede creerla una traicionera, pero yo la veo como una mujer capaz de decidir y que no tiene miedo de luchar por lo que ama. Es todo un ejemplo de que el dinero no es más importante que el amor.

En unas semanas se sabrá la decisión tomado y probablemente, Mako querrá hablar cuando lo crea preciso.

¡Comparte esto!





You Might Also Like

0 comentarios