Visitas

sábado, 4 de febrero de 2017

# 2017 # Febrero

En Febrero vamos a liberarnos.


Me había tardado en escribir la primera entrada dedicada a un nuevo mes, Febrero. Seguramente se caerá mucho en el cliché de que este es el mes del amor y la amistad, pero yo no reflexiono mucho acerca de ese tema. En realidad, cada mes lo es pero todo eso es un negocio que aún no se capta.

Empiezo el mes de febrero ocupada pero a mí me encanta estar así, porque no sé si a ustedes les ocurre pero sentirnos útiles o que estamos moviéndonos, es una especie de motivación o te llena de alguna manera. No me quejo de nada, hasta que me sienta agotada.

El sentido es reflexionar, ¿No? Y en ese aspecto si soy muy metódica, puesto a que me gusta ver las cosas más allá de todo y dar a conocer lo que pienso o una forma de animar a otras personas.

Estos días he escuchado muchísimas cosas, pero he llegado a una conclusión: Las personas no tienen temor de echarle a perder las cosas a otras. Es un egoísmo muy grande, y les importa demasiado que otras tengan una dicha en sus vidas.

Yo pienso que deberíamos comenzar a construir nuestra vida y girar nuestro enfoque hacia una vida mejor o por lo menos, lograr los verdaderos deseos (buenos) que persisten en el interior. Eso de estar observando a todos sin observarse, es absurdo y desgastante. Al final, aunque intenten estropear la vida de otras personas, se quedan con nada y solos. Hay demasiado por reflexionar acerca de ello.

También sigo observando a un mundo atado a normas o pensamientos que están obsoletos. Siempre he dicho, hay que soltarnos de todo eso y avanzar como mundo, no solo entenderlo desde una perspectiva individualista.

“La libertad no tiene su valor en sí misma: hay que apreciarla por las cosas que con ella se consiguen.” Por: Ramiro de Maeztu.

La frase encierra muchísimas cosas por destacar. Ser libres de toda esa negatividad que transmitimos, es bueno para todos. Considero que alguien que necesita estar todo el tiempo dando énfasis en lo contrario, tiene mucho que solucionar en su interior. El trabajo que dedican para otros, sería muy bueno que todas esas energías las emplearan en ustedes.

Cada quien necesita invertir en su persona, no solo en cuerpo, sino también en espíritu.

La reflexión de este mes esta orillada a que echemos raíces, y no en la espera, sino en frutos que degustaremos después.

Una vez comprendemos el verdadero sentido de tener una vida y estar aquí, quizá sea más sencillo entendernos como humanos que están rodeados de mucho que verdaderamente no conocen con lujo y detalle, pero ese es el motivo por el que debemos salir a buscar nuestros verdaderos ideales y corregir todo aquello que nos abruma.

Paz, paz babes. FELIZ MES DE FEBRERO.


Publicar un comentario

Suscríbete