Visitas

domingo, 17 de abril de 2016

# 2016 # Arte

Lo que verdaderamente me encanta.

Natasha Poly

Todas y todos tenemos eso que nos mata y nos hace pensar de una vez “¡Cuánto me encanta!”. Esa es la razón por la que he escrito esta nueva entrada. Usualmente no estoy escribiendo de mí, pero como que ya es bueno ir sabiendo más de la dueña de este Blog.

Cuando se trata de gustos, creo que los resumiría en que soy una chica extraña. No en si mi personalidad. Cuando alguien me conoce, suelen de ser que soy tranquila y paz y amor. Ya profundizando, si soy muy extraña en cuanto a mi gustos.

Me encanta lo abstracto, lo que es surreal y que me hace tener una conexión loca. En la música soy de enloquecer por canciones que dirán: “Tiene pésima voz el cantante”, pero creo que en la música no se trata de que todos sean tipo Adele. Aunque por otra parte, como todos amo esas canciones que pegan con todo, siendo mayormente las que no escucho a menudo.


El arte lo amo en toda su extensión de la palabra. La escritura saben de sobra que es una de las cosas que más amo.

Si hablo de pinturas, diría que amo las pinturas en óleo, surrealistas, medievales, de la época del barroco y el renacimiento.  



Cabe destacar que yo disfruta demasiado de los museos o sitios que guarden mucha reseña historial y aspectos culturales. Así como el arte, también amo conocer de otros países y culturales. En realidad, soy una persona muy curiosa y me gusta saber todo lo que se pueda saber. Por eso, no soy tanto de dejarme llevar por lo que me cuentan es, prefiero verlo por mí misma.

Ahora, muchas de las cosas que amo son retro, con luces, brillantes, en blanco y negro, colores pasteles, surrealistas, chics y de época. No es extraño que este tipo de cosas llamen muchísimo a mi atención. 



Ya fue mucho de gustos, ¿cierto?

Ahora, en cuanto a lo que en si me encanta del mundo y de las personas.

Del mundo. Me encanta la idea de saber que poco no es menos, y que realmente no todo está perdido. Con un poco de consciencia, pienso el mundo sería mucho más hermoso de lo que ya es este. En el mundo encontramos lo que sea en cuanto a lo externo. Un día podes despertar en un sitio y eso es lo que hace que aventurarnos sea algo precioso. 


De las personas es mucho más complejo, ya que me gustan una infinidad de personalidades. Me encanta desde la persona más callada a la más zafada. En sí, para que yo realmente sienta aprecio y cariño por alguien, seguramente esa persona es sincera.

Me encanta que me digan las cosas sin vergüenza, ¿saben? Y que se vayan una que otra palabrota. Ya sea que seas de pocas palabras, es seguro que conmigo nadie se queda en silencio y llegar a ese punto en donde te dicen de todo a todo me gusta mucho.

Otra característica que me suelo fijar demasiado, es el sentido del humor. Yo soy como que… ¿Humor negro? ¡Soy muy cruel a veces! Es verdad que siempre estoy con eso de ser positiva y me muestro más paz y amor, pero no se dejen llevar por eso. Es por eso que me gustan las personas que si les cuento o digo un sinfín de estupideces y de cosas que suenen groseras, no me vengan a decir “Dios, ¿y porque decís eso?”. Es incomodo que alguien no entienda tu sentido del humor. Además, soy muy sarcástica y pues, sumándole mi humor es como que no quiero a nadie que se espante por mis cosas.

La gente sencilla me gusta, y no de esas personas que se fijan mucho en la imagen. Soy de quienes a veces ando 100% arreglada, y en pocas ocasiones ando espantosa y eso me hace sentirme de lo mejor. Así que, una amiga o amigo que me critique en uno de esos días tan liberadores es como decirles… ¿Vivimos en una pasarela andante? AJA, no lo creo. Las personas sencillas son las mejores para convivir y viven el momento sin tener tanta expectativas en banalidades. 


Tampoco debo dejar a un lado que me encantan las personas que se ríen como yo, o que no les espantan mis ataques de risa. Me río en lugares inusuales y con todas las ganas del mundo. No les miento, es que es mejor no decirme payasadas en cualquier parte.

Uno de mis más grandes placeres en esta vida es la bendita y amada comida, así que saliendo conmigo, por favor solo una cosa: ¡Deja de inventar con que no comes nada! Aggh, eso de que ni una vez al año algo rico o que nada te gusta es aburrido, SUPER ABURRIDO. Digo, yo respeto pero la vida no es una dieta andante, ¿estamos? 

Pero lo que amo, es que una persona sea diferente a mí en casi todo. No busco a una persona que crea en lo mismo que yo para poder tener una amistad o lo que sea. Me encanta más una buena personalidad de la cual se aprenda y se comparta mucho al conversar. 

Y para variar, quise escribir sobre mí. Es domingo y no me culpen si esto no es nada interesante. Es de esos días de estar en casa encerrados y en donde se me obliga en dejar a volar la mente.

¡Pasen Feliz Tarde!


Publicar un comentario

Suscríbete