¡Nuevo mes! ¡Ya estamos en Marzo!

marzo 02, 2016

Arrancamos un nuevo mes, y es el tercero del año. ¿Pueden notar lo rápido que pasa el tiempo?  Entonces, imagínense lo que tener una mala actitud implica. Vamos a sentir el pasar de los días con rapidez y sin ningún objetivo logrado; mucho menos en camino.

¿Cómo fue el mes de Febrero para ustedes?

Para contarles de mi mes, yo creo que no fue malo. Febrero fue de seguir con la marchan, ¿saben? Y eso implicaría muchas cosas por venir. En ocasiones esperamos demasiado, y eso nos lleva a la dualidad de lo que realmente sucederá y de lo que estábamos esperando, viéndose que esto último de repente no sucede y creemos que nos hemos proyectado mal.

Y este nuevo mes sigo proyectándolo a largo plazo. Algunos planes que desearía que se dieran en un plano más o menos corto. Comencemos entiendo que muchas metas requieren de grandes esfuerzos y sacrificios.

Odiamos sacrificarnos, porque dentro del sacrificio hay mucho que se deja en un segundo plano en términos terrenales, y no espirituales. Tu dedicación es a nivel físico, y se requiere de toda tu concentración mental. Pero recordemos que aunque esos sacrificios impliquen muchas situaciones y cosas que tendrán menor atención a nivel físico; a nivel mental siguen rigiendo en uno mismo y quizás estas sean verdaderamente nuestro empuje para actuar con dedicación a nivel físico y poder concentrarnos en llegar a nuestro objetivo.

Esto es gran parte de lo que aprendí en este nuevo mes. Ya no creo en eso de lamentarse una y otra vez. Ahora soy creyente de las acciones, y ya los lamentos no son parte de mi vida. Me visualizo en grande y para largo. Es una metodología de vida que nunca nos falla.

Como cada mes, saben me gusta reflexionar y motivar con una frase sabia. La frase para motivarnos es de Nelson Mandela



Sigo abarcando lo que son las decisiones en lo que llevamos de este 2016. ¿Por qué? Porque son cruciales para tu vida y para lograr tus metas.

Tomar una decisión también requiere de ese factor tan importante que el gran Nelson Mandela comenta en su frase: Esperanza.

Analiza, ¿Qué tanta esperanza tenes en vos mismo y en lo que podes lograr?
Tener esperanza requiere de tener confianza, tampoco cegarnos de nuestra capacidad. Y de repente tomamos decisiones a base del miedo, ¿Qué creen que sucederá? ¡Fallamos! Y en ocasiones, tomar decisiones a veces del miedo, nos indica que si independientemente de todo lo hemos logrado, tendremos más de una caída luego de haberlo hecho. El miedo es normal, si es que no diré que no lo es. Pero que el miedo rija tus decisiones, provoca que tu autoestima siga rasgándose y estancada. A nivel físico te moves y tu mente se concentra en ello, pero espiritualmente no te sentís capaz y con eventualidad eso trae consecuencias.

Nos cuesta entender esto, y muchas veces nos molestamos porque aquello y lo otro no se da si ya estábamos en el camino. Piensen muy bien qué rige en sus decisiones, que no solo se trata de lo que vayan a decidir.

No es que debamos huir de los miedos, porque son necesarios hasta cierto punto e iré escribiendo de ello en otra ocasión. Solamente que la vida tiende a darse de tres maneras: 1) Si. 2) No. 3) Si/No debes esperar. Y si no sabemos cómo nos sentimos con respecto a una decisión, puede que nos entendamos el porqué de lo nos ocurrirá y porque llegamos hasta donde estamos pisando.

¿Verdad que se escucha bonito viéndolo desde otro punto de vista? ¡Claro que pueden lograrlo! Solo no se dejen regir por miedo, sino más bien por esperanza y hasta el goce de llegar a ello; sin miedos ni dudas, que así la vida se disfruta más.

¡Feliz Mes de Marzo!


You Might Also Like

1 comentarios